Trabajos de finalización de las obras del edificio CIDE el pasado mes de febrero. / Kamarero
Publicidad

Las empresas interesadas en instalarse en el Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial (CIDE) alquilarán las oficinas (de entre 73 y 785 metros cuadrados) y pagarán con arreglo a la superficie que ocupen, precio en el que no se incluirá el acceso a zonas comunes con las que cuenta el edificio y a los que tendrán derecho.

El escenario que contempla el gobierno municipal es que el precio no supere los 15 euros por metro cuadrado.

Los concejales de Desarrollo Económico y Empleo, Jesús García Zamora, e Innovación, Alberto Espinar, han presentado a los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento el plan de gestión del CIDE en un encuentro celebrado ayer en la Sala de la Chimenea.

En total, este edificio cuenta con 3.000 metros cuadrados útiles de oficina del total de 5.500 metros útiles. Está distribuido en cuatro plantas, siendo la planta baja la que concentra los espacios comunes y de atención al público mientras en las otras tres se ubican las oficinas

Concebido como un espacio preparado para la innovación, su oferta de servicios responde a las demandas reales de quienes lo ocupen. En ese listado de servicios figuran espacios de coworking, de formación y co-creación, para incubadora de start-ups y para marketing, un salón multifuncional para congresos, reuniones o encuentros (de 250 metros cuadrados) y espacios para servicios: cafetería, almacén y cocina, entre otros.

Dispondrá además de servicios generales de seguridad, limpieza, control de acceso, mostrador de recepción y parking con 41 plazas en el sótano, más 4 para vehículos eléctricos y un espacio para vehículos de movilidad personal (bicicletas y patines), así como otras 40 en la planta de acceso.

Para determinar la forma de gestión del CIDE ya se ha constituido la comisión de estudio (tal y como aprobó el pleno municipal) formada por técnicos municipales de diferentes áreas y los concejales de Innovación y Desarrollo Económico, cuyas concejalías se trasladarán al edificio. De ellas dependerá el aula de formación, el Living Lab o los espacios comunes de trabajo/descanso, etc.