Fachada del Centro de Recepción de Visitantes. / KAMARERO

Por el Centro de Recepción de Visitantes de Segovia, situado a escasos metros del Acueducto, pasaron durante el mes de junio 12.010 personas personas y sus profesionales atendieron en el mostrador casi 2.300 consultas. Desde Turismo de Segovia se confía en que, durante el verano, la ciudad llegue a recuperar el 50 por ciento del turismo nacional que tenía antes del estallido de la pandemia, en marzo del año pasado.

Otras cifras relevantes que deja el sexto mes de este 2021 y un buen termómetro de la situación turística de la ciudad, son las visitas al Alcázar, que subieron hasta las 18.698, con la recuperación de la apertura todos los días de la semana. La Casa Museo de Antonio Machado tuvo 866 visitas en junio; 427 turistas se sumaron a la oferta de visitas guiadas de Turismo de Segovia y la web superó los 21.803 visitantes.

El responsable de Marketing de Turismo de Segovia, Juan Berdugo, afirmó que se está “viendo una evolución muy positiva”, ya que todos los meses están mejorando sus datos con respecto al mes anterior, aunque hay que tener muy en cuenta, matizó, que “venimos de estar muy abajo” y todavía Segovia esta “muy lejos de lo que debería de haber sido un mayo o junio de 2019, de un año precovid”.

Hay aspectos que están contribuyendo muy positivamente a acelerar este crecimiento de la recuperación turística como el avance de la campaña de vacunación o el fin de las restricciones de movilidad entre las comunidades autónomas. Berdugo remarcó que empezaron a notar un poco ese despertar en el puente de la festividad de 23 de abril, del Día de Castilla y León y de manera mucho más fuerte en el puente de San Isidro, a mediados de mayo, que “fue claramente un punto de inflexión para recuperar el turismo nacional”.

Desde Turismo de Segovia tienen claro que es lo primero que se va recuperar el turismo nacional porque hay más confianza en hacer viajes cercanos que afrontar lo que implica hacer salidas al extranjero. “Ese caballo de batalla que teníamos, el excursionismos, viajes de un día sin pernoctaciones”, argumentó Juan Berdugo, “ahora nos beneficia” ya que es lo primero que se va a recuperar, venir a Segovia a visitar la ciudad y comer.

Para volver a la normalidad de las visitas internacionales, que ya estaban suponiendo casi la mitad de los visitantes, habrá que esperar un año, según las estimaciones porque su regreso a la ciudad irá a un ritmo más lento.

Si todo sale como esperan, con las estimaciones más optimistas y no existan circunstancias que hagan volver hacia atrás, Segovia podría llegar este verano a un 50 por ciento del turismo de un verano normal. “Siendo optimistas y podemos serlo, llegar si se da bien a un 50 por ciento de lo que sería lo norma”, resumió el responsable de Marketing de Turismo de Segovia.

El siguiente reto, una vez que julio, agosto y septiembre transcurran con normalidad, es poder confirmar que el crecimiento del sector turístico se consolida, que no es fruto del verano, el buen tiempo o de algunas medidas como la puesta en marcha de bonos turísticos. Habrá que estar pendiente de lo que ocurra en el último trimestre del año.