Fachada del Centro de Recepción de Visitantes. / Kamarero
Publicidad

Casi cinco meses después de que se iniciasen las obras de mejora y accesibilidad del Centro de Recepción de Visitantes, el espacio vuelve a abrir sus puertas. Será este próximo viernes, 3 de julio, coincidiendo con el inicio del primer fin de semana marcado en rojo por la Concejalía de Turismo para la reactivación del sector.

La reapertura del CRV supondrá, además de la normalización en la atención a los viajeros que lleguen a la ciudad, la retirada de la caseta modular que durante estos meses ha permanecido instalada junto al Acueducto, en la plaza de Artillería. Su destino, siempre que la Comisión Territorial de Patrimonio lo apruebe, será ahora el Alcázar.

“No esperamos que haya ningún problema, porque se trata solo de cambiar los dos puestos que hay actualmente en la entrada del Alcázar por una única caseta. Se modificará su estética para adaptarla al entorno y mejorará sustancialmente el aspecto que tiene la zona”, ha asegurado este martes la concejala de Turismo, Claudia de Santos.

El punto de información será una pieza clave para diversificar el flujo de visitantes y dinamizar diferentes zonas de gran atractivo, ayudando también a reducir las aglomeraciones de gente que vienen y van, por ejemplo, por la calle Daoiz.