Estado actual de la superficie en la que se ubicará el centro de FP. /E.A.
Estado actual de la superficie en la que se ubicará el centro de FP. /E.A.

El nuevo centro educativo del barrio de San Lorenzo, que incluye un edificio para ciclos de Formación Profesional y otro para el instituto de Educación Secundaria estará concluido para el año 2024. Así lo prevé la Junta de Castilla y León, según confirmó este martes el delegado territorial, José Mazarías, quien añadió que la construcción de ambos inmuebles será simultánea a partir de 2022.

Como se recordará, el Consejo de Gobierno del pasado 16 de junio autorizó la resolución del contrato administrativo de la obra de construcción del edificio de FP, como consecuencia de un incumplimiento del contratista consistente en una demora en el cumplimiento de los plazos parciales establecidos y en un retraso injustificado por un plazo superior a un tercio del plazo de duración inicial del contrato, incluida la ampliación del mismo. En este sentido, Mazarías señaló este martes que la empresa adjudicataria ha ido presentando recursos a todos los trámites que se han ido haciendo, “y esto ha ralentizado mucho el procedimiento que ya de por sí sabíamos que iba a ser largo”.

El proceso se encuentra en estos momentos, según palabras del delegado, “ a la espera del dictamen del Consejo Consultivo, y cuando finalice y tome su decisión se volverá a licitar la obra”.

En cuanto al edificio del instituto de Educación Secundaria, el delegado territorial recordó que se encuentra en fase de redacción del proyecto de ejecución y la dirección facultativa, “y tiene prevista su finalización en 2024”. “Las previsiones son que tanto el centro de FP como el instituto puedan empezar la construcción en 2022; por tanto, esos son los plazos que ahora manejamos, siempre y cuando no nos encontremos con nuevos problemas”.

Carlos de Lecea

En cuanto a las declaraciones de la concejal de Educación del Ayuntamiento de Segovia, Ana Peñalosa, que hace unos días manifestaba la preocupación que le ha trasladado la comunidad educativa del colegio Carlos de Lecea de la capital, por las molestias que pueden causar las obras que la Dirección Provincial de Educación acomete en el comedor de este centro de la capital, el director provincial de Educación, quiso “matizar” esas palabras. “En primer lugar, las obras en el talud no son obras en el colegio, son obras que subsidiariamente tiene que acometer el Ayuntamiento de Segovia para garantizar la seguridad en la zona en la que se encuentran, entre otros edificios, el colegio”. Hay que recordar que el Ayuntamiento de Segovia ha destinado 300.000 euros para las obras de emergencia que se ejecutan en el talud de Las Lastras situado junto al CEIP Carlos de Lecea, en el barrio de Santa Teresa-El Puente de Hierro. Este proyecto incluye la rebaja de la pendiente del talud, desmotando la coronación y usando ese material para terraplenar el pie del mismo, dando como resultado un perfil plano.

Diego del Pozo añadió que las obras en el colegio Carlos de Lecea son “para mejorar su accesibilidad, el patio y ampliar el comedor y son conocidas por la dirección del centro desde el mes de junio y aceptaron en aquel momento que comenzarían el curso con obras, entendiendo el enorme beneficio de las mismas para el centro y para las familias”.

Por otro lado, el delegado territorial presentó este martes durante la rueda de prensa al nuevo jefe del área de Inspección Educativa de la Dirección Provincial de Educación, Roberto Rey, procedente de Valladolid. En la actualidad este área se encuentra con tres inspectores de baja, plazas que serán cubiertas, si no fallan los plazos que ha dado la Consejería, el 2 de octubre, en un proceso para inspectores accidentales.