Publicidad

El paso de Segovia a la fase 1 de la desescalada hará un poco más llevadera la despedida a las familias que en estos días pierdan a un ser querido, ya que el Ayuntamiento comenzará a aplicar las medidas de alivio que permitirán ampliar el número de asistentes a la inhumación de los restos mortales  15 personas, así como poder realizar visitas al cementerio de forma controlada para evitar aglomeraciones.

La concejala de Servicios Sociales Ana Peñalosa –bajo cuya jurisdicción está la gestión del cementerio municipal- señaló que la paulatina apertura al público del cementerio se llevará a cabo conforme vayan avanzando las fases de la desescalada, y expresó su confianza en que los ciudadanos “mantengan la actitud cívica que están teniendo durante este tiempo y sean comprensivos con las medidas que se están adoptando”.

Inicialmente, la concejalía estudió autorizar las visitas al cementerio a través de un sistema de cita previa, que finalmente ha sido desestimado ya que “podía darse el caso de que las citas pudieran coincidir con los enterramientos y producirse aglomeraciones no deseadas”. Finalmente, se ha optado por ampliar el periodo de apertura de las instalaciones del cementerio municipal desde las 9 de la mañana hasta las 21,00 horas, así como establecer un control de acceso por parte de un vigilante que se encargará de dar entrada a las personas en función del aforo existente.

En este sentido, Ana Peñalosa señaló que el cementerio “es muy grande, con una superficie de 26.000 metros cuadrados, y lo normal es que no se produzcan aglomeraciones, pero la ampliación del horario permitirá dar mayor margen para que las visitas puedan espaciarse”; aunque reconoció que las galerías donde se han producido los enterramientos más recientes serán susceptibles de acumular un mayor número de personas.

También se establecerán medidas de seguridad e higiene como la diferenciación de entrada y salida al recinto, y la obligatoriedad del uso de la mascarilla, y se pondrá a disposición del público gel hidroalcohólico en los accesos para poder lavarse las manos tanto al entrar como al salir. Además, los acesos a los baños públicos quedarán suprimidos.

Por otra parte, se ha puesto a disposición de los ciudadanos un teléfono de contacto para aclarar dudas y resolver consultas sobre esta nueva situación, que es el 921 420634

Con respecto a los velatorios, la concejala señaló que el número de personas que pueden acompañar en la ceremonia de inhumación no podrá superar las 15, y el responso fúnebre se rezará a pie de tumba, ya que la capilla también se cerrará al público.

Peñalosa señaló que el cementerio ha superado no sin dificultad el problema de espacio para los enterramientos ocasionado por la covid-19 en los meses de marzo y abril, donde se  produjeron algo más de 160 inhumaciones frente a las apenas 60 registradas en el mismo periodo del pasado año. Así, el Ayuntamiento tuvo que acelerar la construcción de 70 nuevos nichos contemplada para el presente año en los presupuestos municipales, que ya están dispuestos para su uso en un tiempo récord, con una inversión  próxima a los 47.000 euros.  Sobre este aspecto, indicó que “hemos tenido que aplicar un procedimiento de contratación de urgencia que ha agilizado los trámites en apenas dos semanas, y ya está construidos aunque aún no han tenido que ser utilizados”.