La consejera de Educación posa con los profesores del colegio segoviano en la entrega de diplomas. / E. A.
Publicidad

El Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Fray Juan de la Cruz de Segovia, popularmente conocido como Aneja, ha recibido el reconocimiento de Unicef como “referente en educación en derechos de infancia y ciudadanía global”.

En España son ya 109 los centros que cuentan con este reconocimiento; uno de cada cuatro está en Castilla y León, la comunidad con el mayor número de colegios e institutos reconocidos. De este modo, 13 centros están en la provincia de Valladolid; uno, en Ávila; tres, en Salamanca; uno, en Segovia; tres, en Soria; tres en Palencia; dos, en León; tres, en Burgos y uno, en Zamora. Por etapas educativas, 15 son de Educación Infantil y Primaria; cuatro, institutos de Educación Secundaria, y 11, centros privados y concertados.

Estos reconocimientos se enmarcan dentro de la colaboración de Unicef Comité Español con las consejerías de Educación para impulsar la educación en derechos de infancia, tal y como marca la Convención sobre los Derechos del Niño. En Castilla y León, Unicef trabaja con la Consejería de Educación desde 2015, fecha en que se firmara el Convenio de Colaboración entre ambas entidades.
La iniciativa tiene como finalidad impulsar y reconocer el esfuerzo de estos centros educativos por llevar a cabo proyectos de ciudadanía global a largo plazo e incentivar la mejora permanente y la innovación en la Educación en Derechos.

En el acto de entrega de los diplomas, que tuvo lugar ayer en Valladolid, la consejera de Educación, Rocío Lucas, destacó la importancia de este reconocimiento, que va más allá de la competencia curricular exigible y que profundiza en la esencia de lo que debe ser la educación de las generaciones futuras. Roció Lucas felicitó, además, a los centros, alumnos y profesores por la especial sensibilidad y solidaridad que demuestran hacia los más desfavorecidos. Sensibilidad y solidaridad que, asimismo, se pone de manifiesto en otros programas auspiciados por la Consejería como RELEO+ o el programa ODS 2030.

Por su parte, la vicepresidenta de Unicef en Castilla y León, María Eugenia García Rincón, manifestó que “en Castilla y León, el trabajo con la Consejería de Educación y los centros educativos está siendo intenso; los centros están impulsando medidas muy interesantes e innovadoras para mejorar el clima escolar en los centros, proteger a los niños frente al acoso o el maltrato, favorecer la participación de los niños y niñas en la vida del centro y difundir los derechos del niño”.

Para Unicef, el derecho a una educación inclusiva y de calidad, como marcan los Objetivos de Desarrollo Sostenible, es fundamental en la construcción de sociedades más justas. Para ello, los centros educativos que participan en este reconocimiento trabajan en cuatro áreas e involucran a toda la comunidad educativa en distintas acciones.

Desde el centro se impulsa el conocimiento y promoción de los derechos del niño; además, se ponen en marcha medidas que prioricen la protección de la infancia y la prevención de la violencia en las aulas, se favorecen proyectos que mejoren el clima escolar y, finalmente, se fomentan espacios de participación infantil de los niños en la toma de decisiones de los centros educativos. 