Publicidad

El campus María Zambrano de la Universidad de Valladolid ha iniciado el curso 2019/2020 con 2.313 alumnos matriculados, cifra que refleja un incremento medio de más de un 15 por ciento con respecto al curso anterior. Los números y porcentajes reflejan el vigor de un campus que enriquece la vida cultural, académica, social y económica de Segovia y abre camino a la innovación y el desarrollo de esta provincia, según explican los integrantes del equipo directivo del Vicerrectorado local de la Universidad de Valladolid (UVa).

El vicerrector de la UVa en Segovia, Agustín García Matilla, junto con la decana de la Facultad de Ciencias Sociales, Jurídicas y de la Comunicación, Marta Laguna; el decano de la Facultad de Educación, Andrés Palacios; y la directora de la Escuela de Ingeniería Informática, Amelia García, ha presentado  este martes los últimos datos de matrícula  que considera un “premio al esfuerzo de la comunidad universitaria” y una “muestra de la satisfacción de nuestros estudiantes”.

El registro de alumnos de nuevo ingreso en el curso 2019-2020, sumando todos los primeros cursos de los grados y los másteres, llega a 612, “un aumento muy significativo en relación a los 523 del año pasado” ha remarcado García Matilla. El día 30 de septiembre de 2019, el campus público contaba con  2.313 matriculados mientras que año anterior en las mismas fechas había algo más de 2.200 estudiantes en las aulas.

Marta Laguna, Agustín García, Andrés Palacios y Amelia García. / J. M. ÁLVAREZ

En la Facultad de Ciencias Sociales, Jurídicas y de la Comunicación estudian 1.516 persona, de las que 385  son estudiantes de nuevo ingreso; en la  Facultad de Educación hay 644 estudiantes, (187 de nuevo ingreso); y la Escuela de Ingeniería Informática cuenta con 153 universitarios (40 de nuevo ingreso).

De esta forma, el centro que más  crece es la Facultad de Ciencias Sociales, Jurídicas y de la Comunicación con un incremento del 16,6 por ciento y el máster que más sube es el de Investigación en Ciencias Sociales, Educación, Comunicación Audiovisual, Economía y Empresa, impartido en la Facultad de Educación que casi quintuplica el número de nuevos estudiantes en relación al curso anterior, y es el que más becas predoctorales logra de toda la UVa. La Escuela de Informática no puede incrementar la demanda de alumnos dado que está encorsetada con la limitación de un máximo de 40 plazas que alcanza y hace que tenga “lista de espera”, según explica Amelia García. La directora de la Escuela ha indicado que “la creciente demanda de ingenieros informáticos ha propiciado la reciente solicitud a la Junta de Castilla y León de incrementar, en veinte, el número de plazas de nuevo ingreso”.

Agustín García Matilla ha hablado con orgullo del “éxito” del campus María Zambrano y lo ha realzado comparándolo con los  registros de matrícula de IE University que “el día de la inauguración del curso declaraba tener un total de 1.080 estudiantes en Segovia”.

Además, el vicerrector del campus María Zambrano, ha comentado que “la competencia de las universidades madrileñas en nuestro entorno próximo nos ha hecho multiplicar los esfuerzos de años anteriores”. En opinión de García Matilla la implicación directa de estudiantes del campus en la campaña de captación realizada la pasada primavera ha “influido poderosamente” en los registros de matrícula. “Esta estrategia— ha declarado Matilla— nos llevó no sólo a visitar los centros con la presencia de profesorado y PAS sino también con alumnas y alumnos de cursos avanzados que contaron de viva voz, a los estudiantes de los institutos y en las ferias de orientación, las ventajas de estudiar en el Campus María Zambrano”. En este mismo sentido, el decano de Educación, Andrés Palacios, sostiene que el alto grado de satisfacción que manifiestan  sus alumnos resulta ser un foco de atracción para nuevos universitarios.

Difusión y extensión

Para destacar la importancia de la Universidad Pública en Segovia,  el vicerrector García Matilla ha detallado que el pasado año académico el Campus María Zambrano albergó cerca de 150 actividades. Lo que significa que todos los días hubo al menos una actividad complementaria y en algunas ocasiones coincidieron hasta cuatro  paralelas. También hace  referencia a la firma de un convenio ya suscrito entre de la UVa y la Fundación Katerina Gurska y otro de firma inminente con el Club Balonmano Nava.