El campus María Zambrano se prepara para afrontar una EBAU diferente

Será el espacio donde a partir del miércoles que viene 500 jóvenes estudiantes segovianos realicen los exámenes de acceso a la universidad

186
El vicerrector de la UVa en Segovia, Agustín García Matilla (i), durante la presentación de las aulas.
Publicidad

El campus María Zambrano se prepara para acoger a los 500 jóvenes que pasarán por sus aulas para afrontar una EBAU muy diferente respecto a la de años anteriores.

El campus de la UVa en Segovia acogerá dos de las sedes de la prueba de acceso a la universidad, mientras que el IES Andrés Laguna dará cobijo a la tercera, con un total de 737 estudiantes entre las tres.

El vicerrector de la UVa en Segovia, Agustín García Matilla, explicó a los medios de comunicación la ardua preparación que ha afrontado la universidad para poder afrontar esta prueba con las máximas garantías en cuanto a la seguridad.

García Matilla indicó, que por producto de la pandemia, el campus se ha tenido que “preparar” para acoger esta EBAU diferente. Para conseguir este objetivo, se ha predispuesto dos sedes diferenciadas en las instalaciones con distintas entradas y salidas, según indica el vicerrector “para que no se solapen flujos” de personas. También se remarcó que para mejorar la movilidad, se cortará al tráfico la calle anexa de María de Pablos Cerezo.

Sobre la celebración de la EBAU, durante los días 1, 2 y 3 de julio, el vicerrector anunció que será necesario acudir al centro con mascarilla, y en caso de no tener se hará entrega de una, que será obligatoria mientras se circule por el centro. No será así durante la realización de los exámenes, ya que se ha predispuesto la distancia de seguridad suficiente entre puestos para que durante la prueba su uso sea opcional.

El vicerrector aclaró que la redisposición de las clases se ha adaptado a la situación sanitaria, por lo que las 26 aulas de las que dispone el centro estarán limitadas a un 25%-30% del aforo convencional, además de habilitar el gimnasio y la biblioteca para la ocasión.

Además, desde la UVa indicaron la necesidad de que este año se “cuenten con medios especiales” respecto a los anteriores, por lo que recalcan que intentarán disponer de medios sanitarios y de Policía Local suficientes para una rápida actuación ante cualquier eventualidad.

Desde el campus se ha diseñado una campaña de bienvenida, que busca “dar moral” a los alumnos y pretenden dar “una respuesta” ante la “situación complicada” que se está viviendo. Indican también que nunca antes se ha realizado unas pruebas ante estas circunstancias pero servirán como “ensayo general” para mostrar las condiciones de seguridad de cara al próximo curso, por el que apostarán por una actividad “presencial segura”.

Por este motivo, se ha preparado una lona de bienvenida y mensajes de recepción en todas las clases con lemas como: ‘todo va a ir bien’, ‘demuestra lo mucho que sabes’ o ‘el futuro es tuyo’. El objetivo es “ayudar con los nervios a los estudiantes” y facilitar una “recepción más amigable”.

De cara al futuro, el vicerrector indicó que las clases en el campus de cara al próximo curso seguirán las medidas contempladas para esta EBAU, con la precisión de que se van a incluir nuevos medios adicionales para poder asegurar una formación plena en condiciones de seguridad. Así, las restricciones de aforo pretenden ser similares e indicó que en estos meses que restan hasta octubre se buscará “readaptar” los espacios con nuevos recursos.