El calor imprime velocidad de crucero a la cosecha del cereal en la provincia

En Segovia se recogerán más de 522.000 toneladas, lo que supone un 14% más que la media de los últimos años. La buena cotización que mantiene el grano supera los registrados en las campañas pasadas

Valverde Agricultura Cosecha Cebada KAM5490
Una cosechadora, trabajando en un campo de cebada en las proximidades de Segovia. / KAMARERO

La cosecha de cereal ha comenzado en la provincia hace unos días, aunque de forma irregular debido a las lluvias, impropias de un mes de julio. Ahora, con la llegada del calor, una vez completamente oreadas las plantas, y con el suelo firme, han vuelto las máquinas a trabajar.

Como viene siendo habitual, las zonas agrarias próximas a Santa María la Real de Nieva, han sido las primeras en ser segadas. En toda la campiña, los resultados están siendo aceptables, salvo en los casos donde se registraron lluvias muy torrenciales e incluso granizo, que tumbó las espigas. Ahora de forma progresiva, las máquinas irán avanzando hacia el centro y norte de la provincia. Las primeras fincas en recogerse están siendo las dedicadas a cebada, que representa la mitad de la superficie de cereal en el conjunto de la provincia. Son las primeras que se recogen. Se mantiene casi invariable la superficie dedicada a cada cultivo en Segovia. Han aumentado levemente las de veza y colza, de modo que se van imponiendo las rotaciones con productos alternativos a los tradicionales.

Por el momento los rendimientos están siendo aceptables, incluso superiores de los conseguidos en años normales. Es cierto que no se llegará al ‘cosechón’ que supuso el año 2020. Si el año pasado se llegó a las 665.962 toneladas, este año las previsiones apuntan a un total de 522.353 toneladas.

Los rendimientos están alcanzando cifras que superan la barrera de los 3.000 kilogramos por hectárea. El año pasado se llegaron a rozar los 4.000 kilos. Pero la media de la última década se quedó en 2.700. Trigo y cebada están registrando datos similares (3.052 y 3.059 kilos por hectárea respectivamente), mientras la avena se queda en 2.325 kilos.

Grafico

Grafico 2 1

Segovia es la provincia con peores datos de toda Castilla y León, pues los rendimientos que se esperan para el resto de zonas son mejores. Se lleva la palma Burgos, con 4.241 kilos por hectárea. Así lo confirmó esta semana el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, quien cifró en siete millones de toneladas la cosecha de cereal en la Comunidad, un diez por ciento por encima de la media, en una campaña con “precios más altos que la anterior”. Destacó a Castilla y León como “el granero de España, al representar el 38 por ciento de la producción nacional”.

De acuerdo con los datos de la Consejería, en toda Castilla y León, la superficie sembrada de cereal destinada a grano, asciende a 1,92 millones de hectáreas, un uno por ciento superior a la campaña anterior y 2,5 por ciento más a la de los cinco últimos años. Burgos es donde más superficie de cereal se siembra, 394.000 hectáreas, seguida de Valladolid (322.000 hectáreas) y Palencia (300.000 hectáreas).

La campaña comenzó con un octubre frío y con una precipitación media de un 30 por ciento por encima de su promedio, que permitió un buen desarrollo de las labores preparatorias del terreno previas a la siembra. Sin embargo, noviembre y diciembre fueron meses con una pluviometría en torno a un 15 por ciento por debajo de la habitual, con precipitaciones en forma de nieve a principios de enero, que impidió la actividad agrícola y prolongó la siembra de la cebada de variedades tardías hasta febrero o incluso marzo. Febrero fue muy cálido y húmedo en gran parte de la Comunidad, aunque en marzo las precipitaciones fueron escasas. En abril se registraron heladas en la primera quincena, que han afectado al desarrollo vegetativo del cereal en algunas variedades tempranas de cebada, que se encontraban en la fase de espigado. La precipitación fue en forma de chubascos y ocasionalmente tormentas, siendo en general un mes húmedo en el centro y sur de la Comunidad y seco en el norte.

Teniendo en cuenta las últimas cotizaciones de cereal, correspondientes al cierre de la campaña anterior, que experimentaron un crecimiento de los precios desde octubre del año pasado, el valor estimado de esta producción se cifraría en 1.400 millones de euros. Sin embargo habrá que esperar la evolución de los precios en las próximas semanas en las que empezarán las cotizaciones de esta campaña. En la Lonja de Segovia, el trigo cotizó esta semana a 206 euros la tonelada, lo que supone una cantidad superior a la del año pasado por estas fechas, y también al valor que ha tenido de media en los últimos años. La cebada, con 191 euros por tonelada, también está mejor pagada que en otras campañas. Y es que las materias primas mantienen un precio desde hace meses muy aceptables para los productores, que no para los ganaderos, quienes llevan tiempo soportando un alto precio cuando compran pienso para la alimentación animal.

Segovia presenta más de 6.452 solicitudes de ayudas PAC

La Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta está tramitando un total de 6.452 solicitudes de ayudas de la PAC (Política Agraria Común) para el año 2021 que han presentado los productores y dueños de explotaciones agrarias.

La cifra supone una leve variación respecto a las del año pasado, puesto que tan sólo desciende en 66, lo que presenta un uno por ciento. Este mismo porcentaje representa el aumento que se ha producido a nivel del conjunto de la Comunidad, aunque se debe a la incorporación de la medida de apoyo a explotaciones situadas en zonas con desventajas naturales distintas a las de montaña.

Todas las solicitudes se han presentado de forma telemática desde que se abrió el plazo, el pasado 1 de febrero. Y hasta el pasado 15 de junio pudieron ser revisadas por los solicitantes.

A nivel regional, en la distribución por provincias, las solicitudes crecen un cuatro por ciento en Palencia, 6.178, Valladolid, 8.542 y Zamora, 10.188. Asimismo, aumentan un dos por ciento en Salamanca, 8.849; y un uno por ciento en Ávila, 6.939 y León, 8.831. Por el contrario, bajan un dos por ciento en Soria, 4.167; y el uno por ciento en Burgos, 9.150, y Segovia, 6.452.

El mayor número de peticiones corresponde al régimen de pago básico y pagos complementarios al mismo, como el pago verde. Y en segundo lugar se encuentran las ayudas como complemento de la ayuda directa por ser joven productor.