El Cabildo de la Catedral de Segovia rechazó la oferta para grabar el vídeo de C. Tangana

El proyecto del polémico vídeo junto a Nathy Peluso se rodó finalmente en la Catedral de Toledo

El pasado 8 de octubre, los artistas latinos C.Tangana y Nathy Peluso lanzaron al mercado la canción ‘Ateo’, su última creación en la que a ritmo de bachata cuentan una sensual historia de amor en la que se mezcla la religión con la pasión amorosa. El vídeo promocional de este tema –que cuenta ya en poco más de una semana con 11 millones de visualizaciones en YouTube- fue grabado en parte en la Catedral de Toledo, lo que ha suscitado una polémica a nivel nacional que ha derivado en la renuncia de su cargo del deán de la seo toledana Juan Miguel Ferrer que autorizó el rodaje del video y en la celebración de una eucaristía de desagravio el pasado domingo en el templo para pedir perdón “por las negligencias en el cuidado y en el respeto” del recinto sagrado; en la que participó el obispo emérito de Segovia Ángel Rubio Castro como concelebrante.

La controversia que en estos días salpica a la diócesis toledana estuvo cerca de producirse en Segovia, ya que la productora del video solicitó al Cabildo de la Catedral de Segovia la autorización para el rodaje en la seo segoviana, iniciativa que fue rechazada por sus responsables al considerar que no se daban las condiciones más oportunas para permitir este trabajo audiovisual.

Fuentes próximas al Cabildo señalaron que aunque la oferta económica con la que la productora compensaba por la cesión del templo para el rodaje era bastante atractiva – 15.000 euros-, tras el análisis del contenido del video que se facilitó junto con la oferta, el organismo gestor de la Catedral desestimó la oferta. “No lo vimos claro”, aseguran desde el Cabildo, que indicó que determinadas estrofas de la letra de la canción, unidas a las características del baile que interpretan los dos cantantes protagonistas del video hacían poco recomendable el permiso para el rodaje.

Asimismo, señalaron que el Cabildo trata de ser “riguroso” a la hora de autorizar la celebración de actuaciones o espectáculos en el templo, en la línea de las directrices marcadas por la Conferencia Episcopal a tal fin, donde prima siempre “el respeto y la dignidad” al carácter sagrado del templo frente a cualquier otro tipo de consideraciones.

Por su parte, el cantante expresó su decepción por la polémica suscitada, y aseguró que el objetivo “era una oportunidad para decir algo bonito, moderno y tolerante de parte de la Iglesia, y de repente no ha quedado así”.

“Yo estoy convencido de que el vídeo es una imagen bonita. La gente en España podemos ser más o menos devotos pero la mayoría tenemos una educación católica, y estoy tranquilo con lo que está diciendo la gente en redes”, ha dicho, para añadir a continuación que “todo el debate que se genera en redes sociales es lo que ha podido provocar más cosas que el vídeo en sí”, en declaraciones a Billboard Latin recogidas por Efe.