El brote de Chañe, el primero detectado en la provincia, deja de ser foco activo

Castilla y León cuenta hasta el momento con un total de con 95 brotes activos, dos en Segovia

Una de las calles del municipio segoviano de Chañe.

El brote de Chañe, primero detectado en la provincia de Segovia, paso de foco activo a foco abierto en las últimas horas, informaron desde la Delegación de la Junta en Segovia.

El brote del municipio de Chañe contabiliza un total de 10 positivos, el mayor hasta el momento de la provincia. El foco se detectó en una empresa hortofrutícola de la localidad, teniendo como únicos afectados a los temporeros de la explotación. En estos momentos se da por estabilizado pero deben pasar todavía unos días hasta que se dé por cerrado.

De esta forma, la Junta de Castilla y León mantiene en estos momentos dos brotes activos en la provincia, el de la zona básica de salud de Cuéllar y el de San Rafael.

Sobre el primero, la Delegación Territorial informó de un nuevo positivo, por lo que el total de infectados relacionado con el brote asciende a ocho. En el caso del segundo, no se registró novedades durante el fin de semana y se mantiene con cuatro confirmados.
De los brotes cercanos a la provincia, el que más preocupa es el de Aranda, ya que el de Íscar está remitiendo desde el inicio del aislamiento.

La situación de contagios en Aranda de Duero sigue creciendo y sus tres zonas básicas de salud contabilizaron este fin de semana un total de 372 casos positivos, que son 101 más que este pasado viernes. La edad media de los contagiados es de 35 años y la gran mayoría son asintomáticos.