Publicidad

Son más de 850 las mujeres y hombres de Segovia que pasan estos días gran parte del día detrás de una máquina de coser. El machacón sonido de estas máquinas es la banda sonora de muchos hogares de la provincia que participan activamente en el proyecto ‘Mascarillas solidarias’, que desde hace dos semanas trata de mitigar la escasez de material de protección para los profesionales sanitarios y colectivos que trabajan estos días en el duro combate contra el virus que atenaza el país.

La idea puesta en marcha por Aspace, Neurofuturo y la colaboración de Mundo Laboral ha superado con creces las expectativas iniciales, pasando de la intención primera de coser las primeras 30.0000 mascarillas con los propios fondos de la empresa, a razón de 500 diarias “hemos pasado actualmente y gracias al trabajo de las más de 850 mujeres y hombres de Segovia y Provincia a poder fabricar más de 15.000-20.000 mascarillas semanales”, explica  el empresario Jorge Miguel Peña, director de Mundo Laboral y uno de los impulsores del proyecto.

 Como es obvio, la prioridad del proyecto era inicialmente todas las Residencias de Mayores, tanto públicas como privadas, Servicios Sociales del Ayuntamiento y de la Diputación, Junta, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y cualquier lugar donde se atendiera a nuestros mayores o a la población.

 “Una vez cumplido el objetivo y sin parar de hacer mascarillas para seguir suministrando a todos, hemos decidido seguir apoyando a más colectivos de riesgo como panaderías, estancos, farmacias, transportistas, medios de comunicación, ayuntamientos, pequeño comercio y cualquier otro colectivo que por fuerza mayor sigue trabajando para que los suministros y la atención a la ciudadanía no pare”, explica Peña.

La solidaridad de esta iniciativa ha traspasado las fronteras de la provincia, y el pasado domingo, 6.000 mascarillas fueron a parar al Hospital 12 de octubre de Madrid. Jorge Miguel Peña justifica este envío ak ser este “un hospital de referencia para muchos niños segovianos con enfermedades raras y teníamos que agradecerles el trabajo que hacen durante todo el año por nosotros”.

 Las cifras hablan por si mismas de la titánica labor realizada por este batallón repartido por la provincia. El pasado fin de semana “hemos entregado más de 10.000 mascarillas, y desde que empezamos hemos entregado más de 30.000 mascarillas y tenemos en producción para completar esta semana otras 60.000 unidades. Ahora el objetivo es llegar a 100.000 -200.000 unidades o las que haga falta”, enfatiza el empresario segoviano.

 Tampoco olvida la colaboración económica de empresas, particulares y asociaciones que con su dinero están contribuyendo a “engrandecer” esta iniciativa social, que una vez tomada ya la velocidad de crucero en la fabricación de mascarillas, se plantea la confección de batas de plástico para los sanitarios con el fin de intentar cubrir la demanda que tiene tanto el Hospital General como las residencias y centros de atención primaria. Así, parte de los grupos de trabajo ya creados comenzarán a trabajar “de manera inmediata” en esta tarea, tal y como explica Jorge Miguel Peña.