La plaza de San Lorenzo estuvo muy animada desde las 13,30 horas de ayer domingo debido a la degustación gastronómica. / Nerea Llorente
Publicidad

Dulzainas y tamboriles en unas ocasiones y música ‘enlatada’ de algunos de los temas más conocidos de Nuevo Mester de Juglaría, como la jota del ‘Puente de Aranda’, en otras; incluso a veces ambas compitiendo desde distintos puntos por llenar el aire de la Plaza de San Lorenzo con su sonido alegre, festivo, anunciaban que el barrio vivía una celebración, la VII Degustación Gastronómica del Cerdo que un año más ha organizado la Asociación de Vecinos ‘La Parrilla’.

Pocos se resisten a la llamada de la panceta, del chorizo al vino, la morcilla –vaya éxito el de este embutido, se lo quitan de las manos literalmente–, costillas, sumarro, careta de cochinillo, chicharrones, jamón… Acaso el concejal de Medio Ambiente, Ángel Galindo, que no es carnívoro pero que como otros compañeros de la corporación municipal quiso estar con los vecinos de San Lorenzo al mediodía de este domingo e incluso echar una mano y sobre todo compartir un buen rato.

Enmandilados se pudo ver a la alcaldesa, Clara Luquero; al concejal de Participación Ciudadana, Andrés Torquemada, que es de los fijos; al de Economía y Hacienda, Desarrollo y Empleo, Jesús García Zamora; a la de Servicios Sociales, Ana Peñalosa, a los concejales del PP Marco Costa y Silvia Pasarón o al portavoz de Podemos, Guillermo San Juan, repartiendo por la plaza los manjares del marrano.

Buen ambiente en una plaza muy animada, con mayores, menos mayores, muchas familias con niños, grupos de jóvenes y agradable temperatura.

El presidente de la asociación de vecinos, Félix Maroto, ha trasmitido el agradecimiento público de la directiva a los voluntarios, “el Equipo B que, como siempre que pides que echen una mano, están aquí, lo que nos llena de orgullo”. Sin duda una seña de identidad del barrio de San Lorenzo, la colaboración vecinal.

Cuenta Maroto que “viendo cómo está la plaza nos sentimos muy satisfechos”, es la recompensa al esfuerzo que una treintena de personas realiza, algunos desde las 7 de la mañana y casi todos al menos desde las 8,30 horas, para que decenas de vecinos, no solo del barrio sino también de otros puntos de la ciudad, disfruten de una tradición que tiene el sabor de las antiguas ‘matanzas’ caseras.

Todos satisfechos, también los colaboradores: restaurante La Postal, Mundo Laboral, El Cochinillo Segoviano, El Rincón de la Fruta, etc.

Especialmente contenta se fue de la plaza de San Lorenzo la socia de ‘La Parrilla’ Noelia Zúñiga, ganadora este año del premio de la rifa, una televisión LED de 32 pulgadas.