Recogida de Alimentos en un supermercado de la capital. / Nerea Llorente
Publicidad

Todavía con la decepción de que las fechas elegidas para celebrar la Gran Recogida de 2019 no hayan favorecido mejorar los registros de años anteriores, el Banco de Alimentos de Segovia continúa trabajando en plena campaña prenavideña para poder abastecer a cuantas familias lo necesiten en la provincia.

Y es que la gran cita anual, coordinada a nivel nacional, de los pasados 22 y 23 de noviembre, se saldó con un total de 22 toneladas de productos recibidos. “No ha ido todo lo bien que queríamos porque no era la mejor fecha. No se ha hecho ni a últimos ni a primeros de mes, cuando la gente realiza las compras para las próximas semanas. Hay que tener en cuenta que es muy difícil que se pongan de acuerdo todas las cadenas de supermercados y que ninguna quería que coincidiéramos con el Black Friday porque decían que podíamos entorpecer las ventas”, ha explicado el presidente de la entidad en Segovia, Rufo Sanz.

El responsable del Banco de Alimentos espera que la campaña de recogida y charlas que dará comienzo la próxima semana en 24 centros educativos de la provincia –junto con las donaciones que se puedan producir de empresas segovianas– ayuden a llenar las reservas de la entidad de cara a la Navidad.

Desde el Banco recuerdan que, además de alimentos básicos no perecederos, es importante colaborar con la donación de productos de higiene personal o pañales.