Dos voluntarias, a la derecha, informan de la campaña solidaria en un supermercado. / NEREA LLORENTE
Publicidad

La campaña ‘La gran recogida de alimentos’ se lleva a cabo los días 22 y 23 en Segovia con el objetivo de poder conseguir donaciones que garanticen el suministro de comida para las personas que en la provincia sufren carencias básicas.

El Banco de Alimentos de Segovia organiza esta operación con la ayuda de unos 60 voluntarios y la colaboración de los principales supermercados, grandes superficies comerciales y pequeños comercios que han habilitado puestos para hacer la entrega. Los voluntarios, de forma generosa y altruista, se sitúan en las puertas de las tiendas y superficies comerciales para motivar al público a hacer sus donaciones e informar sobre el tipo de alimentos que más se necesitan para la cesta básica.
Los puntos de recogida se encuentran repartidos en la capital y provincia por establecimientos de las compañías Aldi, Carrefour, Caprabo, Dia, Eroski, Lidl, Mercadona y Udaco, entre otras firmas, y sin olvidar a las pequeñas tiendas.

El presidente del Banco de Alimentos de Segovia, Rufo Sanz, apela a la ayuda y a la solidaridad de los segovianos para que contribuyan a hacer llegar alimentos no perecederos a la mesa de familias de nuestro entorno que sufren dificultades. Recuerdan que este sábado se pueden hacer las entregas, pero “si alguien no puede llega este día, que sepa que en diciembre los colegios tienen también puntos de recogida”. Rufo Sanz cree que hay una falsa sensación de que hay menos necesidades, pero “hay informes que indican que estamos con el mismo nivel de pobreza que en 2008”.

La operación nacional que este año lleva el lema: “Somos solidarios, con todas las letras” y ha sido apadrinada por Jorge Sanz, es también el pistoletazo de salida para una sucesión de iniciativas que en la misma línea se llevarán a cabo en provincias como la segoviana, donde empresas del Carracillo o de Cantimpalos, siempre se involucran con generosidad.