Parking Ezequiel Gonzalez Cerrado KAM1586
Interior del aparcamiento público situado en la planta sótano de la Estación de Autobuses de Segovia. / Kamarero

No será en el pleno municipal de mañana porque todas las formaciones políticas han acordado que se desarrolle sin debate pero todo apunta a que el aparcamiento público de Ezequiel González, situado en la planta sótano de la Estación de Autobuses y cerrado desde noviembre, volverá a suscitar largas discusiones entre el equipo de gobierno y la oposición y reproches por parte de los ediles de esta última a los del gobierno municipal por la pérdida de puestos de trabajo a la finalización del contrato con la empresa que prestaba el servicio hasta entonces.

El pleno ordinario que se celebrará mañana viernes incluye en el orden del día la propuesta de inicio de un expediente para determinar la forma de gestión de esta infraestructura de movilidad. El portavoz socialista, Jesús García Zamora, admite que el equipo que lidera Clara Luquero apuesta por la gestión municipal directa, como ya propuso el año pasado cuando todavía estaba al frente de la Concejalía de Tráfico y Movilidad Claudia de Santos.

En cualquier caso informa de que será una comisión nombrada al efecto e integrada por tres técnicos de esta área municipal y los concejales de Tráfico y Movilidad y Seguridad Ciudadana los que “darán a conocer sus conclusiones” sobre el modelo más conveniente desde un punto de vista técnico y basándose en criterios de eficacia y sostenibilidad económica. Ya existe un precedente con el aparcamiento público de José Zorrilla, donde se estableció que el modelo de gestión más adecuado era el municipal directo.

García Zamora ha comentado que desde el cierre de la instalación se han llevado a cabo mejoras como la instalación de cámaras de seguridad y un paso de peatones pero está pendiente un expediente para la adquisición de maquinaria y las barreras de acceso, lo que podría demorar la reapertura.

Asegura el primer teniente de alcalde que la intención del equipo de gobierno es prestar “lo antes posible este servicio demandado por los ciudadanos” y confía en que el pleno apruebe el modelo de gestión que resulte de un estudio que apunta podría estar listo este mismo mes.

No considera una nueva negativa como la que recibió el gobierno municipal en agosto del año pasado cuando toda la oposición, incluyendo al portavoz de Podemos, se opuso a su propuesta.