2021 10 29 Puente de la Alameda
Puente sobre el río Eresma en la Alameda del Parral. / EL ADELANTADO

El Ayuntamiento de Segovia ha abierto al paso de peatones el puente de la alameda del Parral después de reparar los desperfectos en su estructura causados por las crecidas del caudal del río Eresma en diciembre del año pasado.

La Concejalía de Obras, Servicios e Infraestructuras inició el pasado mes de septiembre los trabajos de reconstrucción de este puente, previsiblemente de origen medieval, aunque no existe ningún estudio que lo certifique. Previamente obtuvo autorización de Patrimonio Cultural de la Junta.

Las obras comenzaron una vez que los niveles del caudal fueron lo suficientemente bajos para la entrada de las máquinas.

Los primeros trabajos consistieron en la limpieza del ojo izquierdo del puente para poder desviar por él el agua y permitir la reconstrucción de la mampostería desprendida por la crecida del Eresma.

Después se procedió a reponer la cimentación de los tajamares del puente, es decir, las construcciones que se añaden a los pilares para cortar la corriente de agua o repartir la presión de la misma.

Seguidamente se colocaron las piedras de mampostería que permanecían en el cauce y que se pudieron recuperar.

Estos trabajos se adjudicaron se adjudicaron, a través de un contrato menor, el 5 de agosto a la empresa SAJA Construcción y Desarrollo de Servicios por 46.810 euros, la misma cantidad fijada como presupuesto de licitación y después de que el Ayuntamiento recibiera tres ofertas de otras tantas constructoras.

El Ayuntamiento acometió el invierno pasado, tras constatar los daños ocasionados por la crecida del río, una primera intervención de urgencia para asegurar su estructura y desde entonces prohibió el paso por él para garantizar la seguridad de las personas.

Este puente de la alameda del Parral conectaba el Convento de Santa Cruz la Real, en la actualidad sede de IE University, con el de Santa María de los Huertos, el de Santa María del Parral y el de San Vicente el Real.

La estructura actual corresponde a reformas posiblemente ejecutadas a lo largo de los siglos XVII y XVIII.