Prototipo de una de las casetas destinadas a acoger las bibliotecas de verano. / E.A
Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia ha iniciado el proceso de sustitución de las bibliotecas de verano ubicadas en seis parques de la ciudad. Con la colaboración de el d-Lab de la School of Architecture and Design de IE University, encargados de diseñar las nuevas casetas, la ciudad contará con bibliotecas de verano renovadas.

El proyecto fue diseñado por los alumnos Daniela Figueroa, María Cassano, Tristán Sartorius, Ege Oz y Daphné Fournel, dirigidos por la directora del d-Lab, la profesora Romina Canna. Según el Ayuntamiento, desde hace un año, la concejalía de Cultura, en coordinación con la concejalía de Medio Ambiente, ha trabajado de forma conjunta con ellos para desarrollar las nuevas bibliotecas de verano.

La instalación de todas las casetas se prolongará hasta el verano de 2021 y la inversión para este año es de 40.000 euros. Los trabajos han comenzado con las bibliotecas de verano del parque de las Delicias (San Lorenzo), el parque de la Dehesa (San José Obrero) y los Jardinillos de San Roque (San Millán). Posteriormente, continuará con las ubicadas en el parque del Reloj (Nueva Segovia), parque del Peñascal (La Albuera) y la piscina municipal de Segovia.

Los nuevos espacios municipales para la lectura serán construidos con materiales sostenibles como la madera. Las casetas tendrán una superficie de unos 11 m2 con una planta octogonal, como los tradicionales kioskos, en cuyo exterior podrá leerse Casetas de las Biblios de verano. Tres de las caras se abrirán completamente para “arropar” al público e invitarle a participar de la lectura y las actividades que en ellas se desarrollarán. El objetivo es conseguir un espacio abierto para que los ciudadanos puedan entrar a buscar su libro o periódico entre las estanterías y muebles con los que se equipará.

Cada una de las bibliotecas de verano tendrá una identidad propia basada en el contexto en el que se ubican y aprovechará los elementos colindantes para formar un todo. Para ello, las plataformas sobre las que se sientan las casetas tendrán características especiales según su espacio. A modo de ejemplo, la ubicada en los Jardinillos de San Roque abrazará un árbol para dar uso a un espacio poco utilizado y propiciar el encuentro con la naturaleza, y la biblioteca del parque de la Dehesa contará con un espacio que, además de servir como zona de lectura y juego, se podrá utilizar como un escenario para pequeños espectáculos al aire libre.

No obstante, y debido a la pandemia de la Covid-19, su uso se revisará en el momento de apertura para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

El Ayuntamiento renueva las bibliotecas de verano El Ayuntamiento renueva las bibliotecas de verano