El ascensor salva una altura de nueve metros entre la calle de Gascos y Vía Roma. / Nerea Llorente
Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia ha acordado penalizar con 3.104 euros a la empresa que ha ejecutado los trabajos de instalación del ascensor de la calle de Gascos, Fain Ascensores S.A., por la demora en la ejecución de esta inversión, que fue la más votada en el proceso de Presupuestos Participativos del municipio en 2018.

La alcaldesa, Clara Luquero, ha explicado que la Junta de Gobierno Local celebrada ayer jueves ha quedado enterada de un decreto de Alcaldía del pasado 26 de agosto con el que se inicia el expediente de penalidades a la adjudicataria de este contrato municipal y que Fain puede presentar alegaciones o justificar los motivos por los que no ha ejecutado las obras en el plazo estipulado.

Sobre este último, Luquero ha informado de que, debido al tiempo de parón de la actividad por la declaración del estado de alarma, lo que también motivó un retraso en el suministro de las vidrieras del ascensor, el Ayuntamiento concedió una prórroga de 42 días al plazo de ejecución que correspondía según el contrato pero, aun así, finalizó el pasado 25 de mayo.

El contrato establece penalidades a razón de 0,40 euros por cada 1.000 euros del precio o presupuesto final de las obras.

Hay que tener en cuenta, además, que el proyecto encontró más dificultades de las inicialmente previstas y no solo por las derivadas del estado de alarma, como una gran oquedad a finales de 2019 que obligó una cimentación más profunda.

Entre los últimos trabajos se encuentra también la instalación de las vidrieras exigidas para un diseño respetuoso con la zona, próxima al Acueducto.

Se recibirá el lunes

Por otra parte, la alcaldesa ha avanzado que está previsto que el próximo lunes, 7 de septiembre, el Ayuntamiento reciba la obras de este ascensor, que va a suponer una importante mejora de accesibilidad entre la calle de Gascos y Vía Roma, en el entorno del Acueducto, por lo que ha sido demandado especialmente por vecinos del barrio de San Lorenzo.

En relación con este proyecto, la Junta de Gobierno Local del Consistorio segoviano aprobó ayer una modificación del contrato del servicio de mantenimiento integral de los aparatos elevadores e instalaciones electromagnéticas de los edificios municipales, al incorporar esta nueva instalación.

En este sentido, la empresa adjudicataria, Zardoya Otis, recibirá 648 euros más al año (54 euros mensuales), que se sumarán al precio anual del contrato que estaba estipulado en 26.607 euros, según ha explicado Luquero.

El plazo de ejecución de la obra e instalación del ascensor de la calle de Gascos era inicialmente de cuatro meses y el contrato se formalizó con la empresa adjudicataria el 23 de octubre de 2019.

El equipo de gobierno municipal había aprobado el 26 de septiembre del año pasado en Junta de Gobierno la adjudicación de este contrato.

La licitación concluyó además con una rebaja estimable respecto al coste estimado por el Ayuntamiento, 119.229,27 euros, ya que la oferta de la empresa fue de 90.729,43 euros (IVA incluido).

Hay que destacar, sin embargo, que ese importe no incluía los trabajos que también se han realizado para allanar adecuadamente las inmediaciones del futuro ascensor, y posibilitar así que los usuarios de silla de ruedas no se encuentren problemas y su accesibilidad esté garantizada.

La instalación, con un diseño que no atenta contra el entorno del Acueducto, se encuentra junto al rellano de llegada de la escalera que resuelve actualmente el desnivel entre ambas vías, sirviendo a su vez como zona de estancia y espera para la carga del ascensor sin interferir con el tráfico peatonal de la calle.