acueducto grua estudio
Trabajos sobre el estado de la piedra realizados el verano pasado. / Nerea Llorente

El Ayuntamiento de Segovia, a través de la Concejalía de Patrimonio Histórico, persigue “un plan de actuaciones concretas y definidas” para el Acueducto en el que participen el propio consistorio, como propietario del monumento, el Ministerio de Cultura y Deporte, a través de los programas del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE) y la Junta de Castilla y León, desde la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Consejería de Cultura y Turismo.

En la consecución de este objetivo se enmarca la visita que esta semana ha realizado a Segovia la subdirectora del IPCE, Ana Cabrera, para una reunión de trabajo con la concejala de Patrimonio Histórico, Clara Martín.

Sobre la mesa, el apoyo del Ministerio de Cultura al Ayuntamiento en las actuaciones de conservación del Acueducto a las que el ministro José Manuel Rodríguez Uribes se comprometió el pasado mes de julio, en las que se avanzó en noviembre con el secretario general de Cultura, Javier García Fernández y ahora se han concretado más con el IPCE, “que es el organismo que tiene competencia en programas para monumentos o planes directores, etc.”, según la edil.

En este sentido, el Ayuntamiento trasladó a Cabrera el miércoles una copia de toda la documentación de las intervenciones realizadas desde el Ayuntamiento de Segovia en el Acueducto y un estudio de las necesidades advertidas por la Concejalía, “que básicamente son labores de conservación y mantenimiento”.

Martín considera prioritario un plan de actuaciones en la zona del Acueducto conocida como “tramo medieval, por las remodelaciones que se hicieron en ese momento de la historia, porque el trazado es romano y se reutilizó material original”. Se trata del recorrido de menor altura, desde el desarenador de San Gabriel hasta el IES Mariano Quintanilla.

La concejala recuerda que las intervenciones más relevantes en el monumento se llevaron a cabo en los años setenta y noventa del siglo pasado y afectaron al tramo comprendido entre la plaza de Díaz Sanz y el mirador del Postigo.

“Nosotros hemos avanzado trabajo, en relación con la vegetación, el estudio que realizó el Instituto Geológico y Minero de España sobre el estado de la piedra, o el escaneado y fotogrametría; se han dado pasos pero hay que trazar una hoja de ruta clara porque el Acueducto es un elemento del Patrimonio Mundial, reconocido por la Unesco, y un icono del Patrimonio español”.

Todas las actuaciones que se están llevando a cabo con el citado Instituto se trasladan a la Junta de Castilla y León a través de la jefa territorial de Cultura, Ruth Llorente.

“Las competencias de Patrimonio Cultural están delegadas en la Comunidad Autónoma y por eso informamos de todos los pasos porque no queremos en ningún caso dejar de lado al Gobierno autonómico, es importante la colaboración entre las tres administraciones”, sostiene Martín.