Decenas de comerciantes asisten a una de las charlas impartidas sobre redes sociales. / El Adelantado
Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia, a través de la Concejalía de Desarrollo Económico y Empleo, ha llevado a cabo con éxito el programa de formación en redes sociales dirigido a los comerciantes, una iniciativa incluida en la segunda edición de ‘Compra en grande, Compra en tu ciudad’ de apoyo al comercio de proximidad.

Los talleres gratuitos, impartidos por expertos en la materia, se han centrado en ‘Maximizar sus clientes a través de Facebook’ e ‘Instagram como canal de venta’ dos cuestiones de máximo interés como estrategias para captar y fidelizar al cliente y para facilitar la compra/venta.

En los talleres, los comerciantes han recibido, a modo de guía, un decálogo para incrementar sus ventas en las redes sociales. Entre otros aspectos, en él se recuerda que estar en las redes sociales ya no es una opción; que toda acción que se realice en ellas debe responder a unos objetivos, es decir, es necesario tener un plan; que cada red tiene su propia estrategia; requiere de una actualización constante y de optimizar el perfil cuidando las fotografías o textos que se incluyan.

Teniendo en cuenta el interés mostrado por estos talleres, el Ayuntamiento dentro de la programación de la Oficina del buen Comercio organizará a lo largo del próximo año consultorías individualizadas para los negocios que quieran asesoramiento personalizado para incrementar su presencia en las redes sociales. Sin que el Ayuntamiento tenga competencias en esta materia, desde la Concejalía de Desarrollo Económico, teniendo en cuenta la importancia de este sector para la economía de la ciudad, pondrá al alcance de los comercios locales la posibilidad de recibir esta formación y asesoramiento que ayude a mejorar los negocios de la ciudad.

El Ayuntamiento quiere colaborar con los comerciantes locales para que puedan adaptarse a la nueva realidad y las necesidades cambiantes del consumidor. Y hacerlo contando con el propio sector. Internet nunca duerme, son ventas ininterrumpidas y ese es uno de los grandes retos para el comercio tradicional que debe ver en los elementos tecnológicos a su alcance una oportunidad de negocio.