El Ayuntamiento planta siete árboles y 35 plantas arbustivas en Zamarramala. / E.A
Publicidad

La concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Segovia ha completado en Zamarramala los trabajos de adecuación del terreno situado entre la ermita de San Roque y el colegio de la localidad, junto al parque biosaludable. Estas labores han consistido en el suministro y plantación de siete árboles (almendros e higueras) y 35 plantas arbustivas (retama, rosa canina, espliego, berberis), especies acordes a las características del terreno.

El concejal de Medio Ambiente, Ángel Galindo, junto a personal técnico de la concejalía, ha acompañado a representantes de la asociación de vecinos de Zamarramala y de la Junta vecinal para comprobar el estado de la zona y detallar las actuaciones acometidas.

El pasado mes de julio la concejalía finalizó las obras de cercado y ajardinamiento planificadas en este terreno, una iniciativa vecinal propuesta a través del proceso de presupuestos participativos, con el fin de recuperar una zona degradada y crear un espacio verde para uso y disfrute del vecindario. Las últimas plantaciones realizadas responden a otra demanda de la asociación vecinal, que solicitó que esta zona contara con algunos árboles y otras plantas, demanda que fue trasladada al concejal durante su anterior visita al terreno. Esta petición se ha materializado tras su correspondiente estudio técnico.

Además, se ha quitado la parte del vallado que dividía el terreno y separaba la parte del parque biosaludable, y se ha vallado todo el perímetro. El objetivo es mejorar la seguridad y crear un espacio mucho más amplio y continuo.

Seún la concejalía de Medio Ambiente, las labores de ajardinamiento responden a la idea de focalizar el espacio y su forma de leerlo; las especies arbustiva formarán setos que, además de ser refugio de fauna, crearán focos de atención que alejen la sensación de la carretera y los coches circulando, con lo que se creará una sensación de mayor intimidad y seguridad para las personas que acudan a esta ubicación. Del mismo modo se ha procurado que el nuevo arbolado contribuya a crear, cuando se desarrolle, puntos de parada y encuentro, además de zonas de sombra.