Lazo por el Día contra la Violencia de Género, en el Ayuntamiento. / Kamarero
Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia, ante la situación de estado de alarma y todas las dificultades provocadas por el confinamiento, pone en marcha una campaña informativa y de protección para víctimas de violencia de género bajo el lema #NoEstásSola. La Concejalía de Servicios Sociales e Igualdad ofrece todos sus recursos para dar respuesta y asistencia a toda víctima en situación de peligro, dado que muchas mujeres han quedado aisladas en sus casas con sus agresores.

La Concejalía dispone de dos líneas de teléfono (921 442545 y 921 460543) a través de las cuales las víctimas pueden solicitar ayuda y ser atendidas por personal especializado en violencia de género. También desde el Ministerio de Igualdad se han habilitado dos números de Whatsapp (682 916136 y 682 508507) para aquellas mujeres que no puedan llamar por teléfono debido a la presencia del agresor.

El Ayuntamiento recuerda que a nivel estatal siguen disponibles los teléfonos de emergencias (112) y de atención a víctimas de violencia de género (016). Con respecto a este último, aunque no deja rastro en la factura, es importante borrarlo del registro de llamadas.

El artículo 18 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declaró el estado de alarma, preveía que las autoridades adoptasen las medidas necesarias para asegurar la prestación de los servicios esenciales que les son propios. Medidas que, en determinados casos, están provocando un especial impacto en determinados colectivos de personas especialmente vulnerables que deben ser objeto de protección por parte de todas las administraciones.

“La violencia de género no es un problema privado, sino una violación de derechos humanos que amenaza la vida, la integridad física y psíquica, la salud, la seguridad y el bienestar económico y social de sus víctimas y del conjunto de la sociedad. Hablamos de algo que concierne a toda la sociedad y a las administraciones públicas, y resulta fundamental, por tanto, eliminar los obstáculos que dificulten o imposibiliten el acceso de las víctimas a los medios habituales de asistencia integral, comunicación y denuncia de estas situaciones”, asegura el Consistorio.

“Las mujeres víctimas de violencia de género son un colectivo especialmente vulnerable en situaciones de aislamiento domiciliario, por verse forzadas a convivir con su agresor, lo que las sitúa en una situación de mayor riesgo. La excepcional situación que vivimos obliga al Ayuntamiento a tomar medidas de protección y asistencia de las víctimas y, en particular, de aquellas que puedan encontrarse en una situación de especial vulnerabilidad, como garantía de sus derechos y en particular del derecho a la asistencia social integral contemplado en la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género”, apunta el comunicado difundido por la Concejalía.