ayuntamiento angel galindo intervenciones rio eresma
El concejal de Medio Ambiente visitó ayer la zona de intervención. / E. A.

La Concejalía de Medio Ambiente ha iniciado esta semana tres intervenciones sobre el cauce del río Eresma: la limpieza del azud de San Marcos aguas arriba, la reparación de la escollera en la alameda del Parral y la reparación de la Senda existente entre los Molinos y el azud de la Perla y el Portalejo. Para su realización, se ha necesitado una valoración técnica previa de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), y que el agua del Eresma estuviese lo más decrecida posible.

La intervención en el azud de San Marcos ha sido consultada con el personal técnico de la CHD, y la limpieza aguas arriba de esta infraestructura lleva tiempo tramitándose, así como la restauración de las escolleras que delimitan el cauce en la Alameda del Parral, las cuales sufrieron daños en las riadas de diciembre de 2020.

Para poder realizar esta actuación, que ha comenzó este jueves, ha sido necesario abrir las compuertas de la presa de la Casa de la Moneda para bajar el nivel del río aguas arriba. De esta forma, se ha posibilitado la entrada de la máquina que reparará las zonas de escollera que están dañadas.

En la senda a reparar, la intervención consistirá en la colocación de pasos de madera y piedra sobre la zona deteriorada por la crecida del río en invierno.

Por otro lado, se está estudiando, y se ha contrastado con técnicos de la Confederación, la intervención bajo la pasarela de Carretero sobre el Eresma, frente al azud de la antigua fábrica.

Las tareas de limpieza por parte de la Concejalía en márgenes del río se han realizado en los puntos principales, con el fin de retirar tanto los restos vegetales arrastrados como los inorgánicos. Sin embargo, fuentes municipales aclaran que la intervención en los cauces sobre los bancos de arena, grava y canto rodado (barras) es delicada e incluso contraproducente e inútil, y solo aconsejable claramente en el caso de ser preciso para el funcionamiento de infraestructuras, como es el caso del ya referido azud de San Marcos.

Desde principios de año, se ha gestionado la intervención del Ministerio de Transición Ecológica para la confección de dos estudios con relación al problema concreto de afección por inundaciones de la Casa de La Moneda y la de la fábrica de Borra. Dichos estudios están en muy avanzado estado.