Acueducto Vegetacion 9974
La vegetación lleva tiempo colonizando el Acueducto de Segovia. / E. A.

El Ayuntamiento de Segovia ha iniciado el procedimiento para contratar los trabajos de limpieza integral de la vegetación superior del Acueducto romano, con un presupuesto estimado de 48.399 euros y que deben ejecutarse a lo largo de tres meses.

Fuentes municipales indican que la aparición de vegetación superior en el monumento “es un fenómeno cíclico anual y recurrente; afecta a la totalidad de su trazado, al estar expuesto a la intemperie permanente y por su configuración y naturaleza”.

Añaden que se trata de “una problemática bien estudiada en todos los monumentos” y puede afectar a la piedra por la acción mecánica o química asociada a la presencia de vegetales.

El deterioro causado por las plantas vasculares (vegetación de cierto porte, diferente de líquenes y briófitos como los musgos) es consecuencia del crecimiento y penetración de las raíces, que se introducen en las fábricas constructivas a través de la juntas o en los morteros y zonas de menor resistencia física, aunque no se trate del medio más adecuado para el desarrollo vegetal.

La borrasca Filomena de 2021 motivó que se dieran las condiciones climáticas óptimas en los meses siguientes para provocar un incremento de la colonización de vegetación en el Acueducto.

De ahí la necesidad de un tratamiento para evitar su crecimiento y desarrollo, aunque los responsables municipales sostienen que “el daño que está causando no es relevante” pero sí admiten que es un proceso lento sobre el que hay que tomar medidas enmarcadas el mantenimiento del monumento, donde no se ha llevado a cabo una limpieza integral desde los años 90 del siglo pasado, cuando se acometió una restauración.