Usuarios de los urbanos bajan del autobús en la estación Segovia-Guiomar. / Kamarero
Publicidad

La concejala de Tráfico, Transportes y Movilidad, Claudia de Santos, mantuvo este pasado jueves un encuentro con miembros de la Plataforma de usuarios del Avant en Segovia; una reunión a la que también asistieron responsables de la empresa concesionaria del servicio de Urbanos de la capital –Avanza– y en la que se estudiaron diferentes alternativas en los horarios de las Líneas 11 y 12.
Cambios en las actuales frecuencias de los autobuses que prestan servicio hasta la estación de Alta Velocidad y que servirán de ‘parche’ hasta la entrada en vigor de los nuevos y definitivos horarios del transporte público en el mes de abril.

Tanto la empresa concesionaria como la Concejalía de Transportes recogieron las propuestas realizadas por los usuarios para una mejor y más ajustada conexión de los urbanos a la llegada de los trenes. “Hay peticiones que se podrán hacer y otras no, porque o bien ponen en riesgo el servicio de otros trenes o ponen en riesgo la frecuencia”, ha explicado la edil.

Aunque la predisposición para el cambio concreto de algunos de los horarios es alta y hay modificaciones para las cuales el acuerdo está avanzado tanto por parte de los usuarios como de Avanza, que es quien tiene que dar la versión técnica, hay otros casos más complejos que, en cualquier caso, la empresa se ha comprometido a estudiar en profundidad.

El resultado de dicho análisis se tendrá en breve y la previsión es que a primeros de febrero los cambios puedan ser efectivos, con el adelanto o el atraso de distintos servicios.

Durante el encuentro, en el que los usuarios mostraron su agradecimiento por la actitud del Ayuntamiento y de Avanza, los viajeros mostraron su descontento con el poco margen de espera que aplican algunos conductores tras la llegada de los trenes; una cuestión que se abordará en el Comité de Empresa que Avanza celebrará en unos días.