Operarios municipales han repuesto el pavimento con los adoquines que han permanecido más de un mes en la calzada, según los vecinos. / E. A.
Publicidad

Como había anunciado el Ayuntamiento, operarios municipales procedieron ayer a la reposición del pavimento de adoquín, afectado por la reparación de una avería en la red de distribución de agua potable.

Aunque los adoquines fueron colocados en el punto afectado, a la altura del número 42, el tramo comprendido entre el cruce con la calle de Ortiz de Paz y el de la calle Obispo Losana permanecen cortados al tráfico hasta el próximo lunes, día 26, según informaron fuentes municipales.

El acceso a los garajes se realiza mientras tanto por la calle de La Plata, en sentido contrario al habitual, a través de la calle Obispo Losana que también ha cambiado su sentido de circulación.

Desde la Asociación de Vecinos de Santa Eulalia, su presidenta, Esther Santos, se había hecho eco este mismo mes de las quejas recibidas de vecinos de la zona que alertaban de que, una vez arreglada la avería en la red de abastecimiento, se habían dejado los adoquines junto a la acera durante más de un mes y en un punto de estrechamiento de la vía, con el consiguiente riesgo.