Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia aprobó este pasado jueves, en Junta de Gobierno local, un pago de 1.264 euros al Fórum de Sindics, Defensor i Defensores locals de Catalunya (Forum SD), una entidad catalana a la que desde 2008 pertenece la Defensoría de la Ciudadanía de la capital castellana.

El pago corresponde a la cuota anual que, con cargo a los fondos asignados a la Defensoría para el presente ejercicio –5.000 euros–, debe abonar la institución segoviana como miembro de pleno derecho de la asociación. Un gasto que se lleva más del 25% del presupuesto de la Defensoría y que este año se ha incrementado en casi 1.000 euros.

Hasta ahora, el Ayuntamiento, a través de la institución enlace entre los ciudadanos y la administración local, abonaba anualmente una suma de 337 euros por su pertenencia al Fórum de Sindics como miembro asociado, pero este año la Defensoría de Segovia ha pasado a ser miembro de pleno derecho de la entidad catalana –con el correspondiente incremento en la cantidad a pagar–.

El Fórum de Sindics, Defensor i Defensores locals de Catalunya es una asociación sin ánimo de lucro, integrada por casi medio centenar de defensores locales –el 87% de Cataluña–, cuyo objetivo principal es el “desarrollo de modelos de acción conjunta en el marco de una red de coordinación, información, apoyo, intercambio y asesoramiento a las diferentes defensorías”, según define la propia entidad en su página web.

Se trata de una organización de referencia para quienes, vinculados a una administración local, se dedican a la defensa de los derechos de los ciudadanos, que organiza charlas, ponencias y cursos entre sus miembros.

Si bien presumiblemente apolítica –no en vano representa a figuras siempre imparciales en los ayuntamientos–, la asociación se ha significado, a través de sus redes sociales, en contra de la sentencia condenatoria del Procés y a favor de los políticos independentistas presos.

Sin ir más lejos, el 17 de octubre del pasado año 2019, cuando la Junta Directiva delFórum SD se adhirió a un manifiesto elaborado por ‘Lafede.cat – organitzacions per a la justícia global’ bajo el título –traducido al castellano–: ‘Ante la sentencia del Procés, una llamada a la libertad como espacio de consenso’. Un texto, respaldado por cerca de 600 asociaciones de la comunidad catalana, en el que se expresa un profundo “desacuerdo con la sentencia, que no resuelve el conflicto político” y en el que se denuncia que las personas condenadas han sufrido una “injusticia”.

“Denunciamos las consecuencias graves que esta sentencia tiene sobre los derechos políticos de la ciudadanía y los derechos de manifestación, de expresión, de libre asociación y de disidencia política, suponiendo un retroceso para la calidad democrática de nuestra sociedad y trabajaremos por la libertad de las personas condenadas desde amplios espacios de consenso sociales y políticos en Cataluña y España”, reza el manifiesto refrendado por el Fórum, antes de hacer un llamamiento a la movilización de la ciudadanía “desde la firmeza en las reivindicaciones de los derechos democráticos y las libertades”.

SORPRESA Y DESCONOCIMIENTO

La actual defensora de la ciudadanía de Segovia, Paloma Serrano, ha asegurado que desconocía la adhesión de la entidad a la que el Consistorio destina 1.264 euros al citado manifiesto y que de haber sido miembro entonces del Fórum de Defensores –se incorporó en febrero de este año– se habría pronunciado en contra, “entre otras cosas porque no estoy de acuerdo con politizar las instituciones. De hecho, lo primero que marca el estatuto de la Defensoría es la independencia política”.

Aunque la inmensa mayoría de los defensores que componen el Fórum son catalanes, Segovia no es la única ciudad del resto de España presente en la asociación. Vigo, Vitoria-Gasteiz, Palma o Menorca también integran el grupo.