terrazas hosteleria
Varios grupos de jóvenes en una terraza de hostelería de la capital segoviana. / NEREA LLORENTE

El Ayuntamiento de Segovia prevé aprobar este año una ordenanza municipal para la tramitación de licencias urbanísticas y/o medioambientales prioritarias, dirigidas a los proyectos de mayor entidad y relevancia para la ciudad por la creación de puestos de trabajo, la cuantía de la ejecución de la obra o por la extensión del espacio intervenido.

Así lo recoge el Plan Anual Normativo (PAN) de 2021 del consistorio segoviano, publicado recientemente, que prevé la aprobación de otras seis ordenanzas municipales este año, además de una modificación sustancial de los Estatutos del Instituto Municipal de Deportes, aprobada por el pleno del pasado mes de enero, dos reglamentos y dos planes municipales.

Entre las ordenanzas se encuentran algunas de las ‘asignaturas pendientes’ que arrastra desde hace años el equipo de gobierno municipal, como la que regulará las terrazas de hostelería o la de Circulación, ésta última básica para la adopción de un modelo de movilidad que contemple por ejemplo más zonas peatonales y nuevas de aparcamiento vigilado.

En el caso de la ordenanza de terrazas de hostelería, su tramitación comenzó en 2018, año en el que ya fue incluida en el PAN del Ayuntamiento. Figuraba igualmente en el del año pasado aunque con la coletilla “continuar la nueva ordenanza de terrazas”.

La alcaldesa, Clara Luquero, no se atrevió, mediado 2020, a dar un plazo para su aprobación, alegando que el borrador todavía tenía que pasar la criba por algún departamento y se tenía que dar a conocer al sector de hostelería para que haga sus aportaciones.

Precisamente, el actual presidente de Hotuse-AIHS, Jesús Castellanos, ha reclamado la participación de esta agrupación de hosteleros en la elaboración de la normativa municipal y en verano solicitó celeridad a los responsables municipales para incluir en ella cerramientos de cara a este invierno.

El PAN de 2021 especifica que se trata de una propuesta para un nuevo texto normativo, con derogación expresa de la ordenanza en vigor que será sustituida por otra, un documento refundido “que recoja todas las modificaciones relativas a la ocupación de la vía pública con terrazas”.

Otra ordenanza que acumula retraso es la de Circulación, también prevista desde 2018 aunque ‘desapareció’ del PAN el año pasado. En este caso se trata de “una modificación sustancial de la ordenanza en vigor”, que contempla la modificación de varios artículos.

En ambos casos requieren consulta pública previa, un mecanismo contemplado en la Ley de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas que establece que con carácter previo a la elaboración de los borradores de ordenanzas o reglamentos (en el ámbito municipal), se recabe la opinión de los ciudadanos y de las organizaciones más representativas de sectores potencialmente afectados. El Ayuntamiento de Segovia ha establecido un plazo de 20 días para estas consultas.

Curiosamente, la ordenanza de terrazas pasó ya por un periodo de consulta pública entre 20 de abril al 19 de mayo de 2018 y la de Circulación por otro del 8 de agosto al 6 de septiembre de 2019.

El Plan Anual Normativo del Ayuntamiento para este año prevé, además, la aprobación de la Ordenanza General de Subvenciones (que también se arrastra desde 2018), de la nueva Ordenanza para el uso de la red de alcantarillado y vertidos de aguas residuales, una nueva regulación de la venta, suministro y consumo de bebidas alcohólicas y la que reglamentará la actividad del transporte turístico en el municipio.

Al margen de ordenanzas, el equipo de gobierno prevé sacar adelante el plan municipal de Cooperación al Desarrollo y el de Igualdad de los empleados, junto a un nuevo reglamento de uso de espacios municipales para empresas (fundamental, entre otros, para el futuro del edificio CIDE) y otro que regulará el procedimiento administrativo sancionador del Ayuntamiento aplicable a todas las ordenanzas en lo relativo a su capacidad sancionadora.

Como se recordará, el Grupo Municipal de Ciudadanos solicitó por escrito al gobierno municipal el pasado 19 de febrero información sobre el trabajo desarrollado por las diferentes concejalías en relación con Plan Anual Normativo de 2020 y también se interesó por el de este ejercicio, al tiempo que su portavoz, Noemí Otero, criticaba que el del año pasado no se aprobó hasta el verano.