8 1kama WEB
Una zona en obras del Cementerio del Santo Ángel, en octubre de 2021. / K.

El Ayuntamiento de Segovia ha iniciado el procedimiento para licitar entre otras obras las de mejora de la accesibilidad en el Cementerio del Santo Ángel de la Guarda, consistentes en pavimentar viales de tierra. La alcaldesa, Clara Martín, y la concejala responsable del área de Sanidad, Ana Peñalosa, informaron de que la inversión estimada asciende a 87.000 euros y la edil confía en que los trabajos, con un plazo de ejecución de dos meses y medio, estén finalizados antes del 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, cuando centenares de familias segovianas acuden a este recinto.

La alcaldesa ha comentado que este espacio “necesita inversiones de manera constante” y ha puntualizado que el gobierno municipal ha apostado por ello y en los últimos 16 meses se han ejecutado obras por importe conjunto de 211.000 euros. Por su parte, Peñalosa (de IU) ha recalcado que se trata de una de las prioridades de la Concejalía de la que es responsable, fundamentalmente para ampliar su capacidad con nuevos nichos y columbarios, “que eran imprescindibles”, en referencia por ejemplo a la elevada mortandad de 2020 por la pandemia de covid en la ciudad.

La edil sostiene que con esta nueva inversión de 87.000 euros, desde 2020 el Ayuntamiento habrá destinado en torno a 300.000 euros a este cementerio municipal que fue construido en 1918.

Esta responsable municipal afirmó que “la intención es que las obras estén concluidas antes del 1 de noviembre” pero advirtió que depende del cumplimiento de los plazos administrativos.

Actuaciones

Peñalosa informó de que las actuaciones, en las que destacan nuevas pavimentaciones, se llevarán a cabo en viales mayoritariamente de tierra como el paseo lateral de la zona sur, donde se han apreciado escorrentías y charcos cuando llueve, y en un espacio de tránsito peatonal de la zona norte.

Según el proyecto de ejecución, en el paseo lateral se procederá a levantar los bordillos y aceras con el fin de seguir, a continuación, con el corte y demolición de la solera y a excavar una zanja donde se colocará un tubo de PVC corrugado que enlazará con la red de pluviales existente en el paseo central.

En esta última zona de enlace se levantará el adoquinado sentado con arena, se cortará la solera de hormigón y se demolerá para excavar igualmente una zanja que albergue esa tubería de enlace, también de PVC corrugado.

Posteriormente se procederá al llenado de las zanjas y a reponer el pavimento demolido.

La nueva red de pluviales dispondrá de sendos sumilleros de rejilla, situados en la calzada, para el desagüe del agua de lluvia.

En paralelo, para realizar el paseo lateral, será necesario igualmente excavar el terreno y cajear los viales, con su correspondiente perfilado, nivelado y compactado.

Además, se dispondrán nuevos pozos de registro realizados con anillos prefabricados de hormigón en masa de un diámetro inferior a 80 centímetros, y nuevas arquetas de registro de ladrillo macizo.

En el ramal de enlace entre el paseo central y el lateral y en la zona del paseo lateral se colocará una canaleta de recogida de aguas que servirá así mismo de separación entre zonas de tránsito y las de ajardinamiento y enterramiento.

Para pavimentar esta zona se colocará en el lateral del paseo un bordillo prefabricado de hormigón para marcar el borde del pavimento, que servirá de separación con la zona ajardinada. El pavimento será de adoquín monocapa de hormigón y se colocará sobre una base de hormigón de 15 centímetros de espesor, con una capa intermedia de arena de 5 centímetros.

Está prevista una nueva acera en la zona oeste del cementerio, con baldosa hidráulica de 20 x 20, que enlazará con la ya existente, y una arqueta de registro de ladrillo, así como una nueva red de saneamiento que se conectará con la existente.

Otra actuación es la reparación-reconstrucción con ladrillo, y su revestimiento con mortero de cemento y acabado fratasado, del muro del antiguo osario, cuya puerta se cambiará por otra de chapa prelacada.