Parkímetro de una de las zonas ORA de la ciudad. / Rocío Pardos
Publicidad

El pleno del Ayuntamiento de Segovia ratificó por unanimidad de los nueve concejales presentes en el Salón de Plenos el pasado viernes el decreto de la alcaldesa por el que se suspendía temporalmente el servicio de regulación del aparcamiento vigilado en la ciudad, más conocido como de la ORA. Ese decreto recoge la aceptación de la solicitud presentada por la empresa concesionaria del servicio, Setex Aparki S. A., ante la imposibilidad de ejecutar el contrato, lo que puede motivar el pago de una indemnización mensual de 13.577 euros por parte del Consistorio segoviano.

Se trata, según el decreto, de la cantidad máxima y, en todo caso, estaría sujeta a que la empresa acredite el perjuicio ocasionado. Además, contempla que ambas partes pueden acordar un aumento del plazo de concesión por el tiempo que dure la suspensión como compensación, lo que excluiría cualquier indemnización.

El decreto de la alcaldesa tiene fecha de 24 de marzo y ese mismo día fue comunicado a los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento a través de la Junta de Portavoces. El escrito de la empresa concesionaria fue remitido el 19 de marzo.

Aunque la decisión de suspender el servicio tuvo efecto desde el mismo día 24 de marzo por la tarde, al afectar a un contrato aprobado por el pleno era necesario que lo ratificara este órgano municipal, como así se hizo el día 27.

El Ayuntamiento de la capital había suspendido la vigilancia en las zonas ORA el 14 de marzo, como consecuencia de la total suspensión del transporte público ordenada por Junta de Castilla y León pero la medida solo tuvo efecto un día.

La reanudación del control y vigilancia fue muy criticada pero la alcaldesa, Clara Luquero, explicó que la suspensión podía tener consecuencias muy graves para la situación económica del Ayuntamiento.