Vista de una de las aulas de la Esuela de la Casa de los Picos
Vista de una de las aulas de la Esuela de la Casa de los Picos. / EL ADELANTADO

La utilidad de la historia se cimenta bajo una filosofía: es imposible entender el presente sin conocer el pasado. Una lección transversal. Para entender los 75 años que lleva Europa sin grandes conflictos es fundamental conocer la sangría de dos guerras mundiales. Y para valorar el arte de un grafiti hay que remontarse a la prehistoria o al barroco. Así lo explica Rosario Llorente, docente en la Casa de los Picos, que reivindica el valor de la asignatura en Bachillerato. “Yo se lo digo el primer día a mis ‘niños’. No vamos a ver arte, sino quién lo realiza. Si desconocemos una manifestación artística de un momento determinado, estamos desconociendo lo que tenemos en el presente. Se ve en los ilustradores, que ahora están muy de moda. El que se ha formado correctamente, echa mano del pasado para autentificar el presente. ¿Qué somos sin el precedente de lo que ha habido antes de nosotros? No somos nada”.

El profesorado de escuelas de arte de Castilla y León agrupa a más de 60 profesores (seis de ellos de Segovia) en defensa de una asignatura que también se imparte en la modalidad de Humanidades de centros ordinarios. La Casa de los Picos no pertenece a Secundaria, sino al cuerpo de Artes Plásticas y Diseño, que va desde Bachillerato específico de Artes a ciclos formativos y estudios superiores. Historia del Arte se imparte en distintos institutos, pero en este, el específico, se da Fundamentos de Arte, que incluye la parte de historia. El futuro de ambas asignaturas está en duda ante la aplicación de la nueva ley educativa. “La tendencia es a eliminarla”, lamenta Rosario.

La falta de un criterio unificado en la legislación educativa es un mal endémico. “Esto va un poco por modas”, lamenta. “En la anterior ley se eliminó el Dibujo Artístico, que es algo fundamental; ahora, se elimina Historia del Arte para dar énfasis a Dibujo Artístico. No sabría decir qué criterio siguen, es una locura”. La profesora defiende la asignatura como “la base para cualquier otro conocimiento dentro de lo artístico”.

La Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE, conocida como ‘Ley Wert’) definió Fundamentos del Arte que, actualmente, se imparte en los dos cursos de Bachillerato como materia troncal, la misma consideración que materias generales como Lengua Española, Lengua Extranjera, Historia de España y Filosofía. La guía de los docentes es un borrador cuya puesta en marcha es inminente. La asignatura desaparece de primero de Bachillerato en el curso 2022-23 y de segundo en el siguiente.

A cambio, la nueva ley de educación, Ley Orgánica 3/2020, de 29 de diciembre, (LOMLOE, conocida como Ley Celaá) de plantea Fundamentos Artísticos, una suerte de cajón de sastre que solo se impartiría en segundo. “Un poquito de aquí, un poquito de allá, pero no tiene nada que ver con la formación que estamos impartiendo ahora”. El primer curso cubre desde el origen del arte hasta el barroco; segundo versa desde el neoclasicismo a las corrientes contemporáneas. “Una evolución estructurada y contextualizada”, defiende. Por ejemplo, el sentimiento religioso ha impregnado el arte durante la mayor parte de su historia, por más que las manifestaciones contemporáneas sean más laicas.

Rosario es la única profesora de Casa de los Picos con la plaza fija en Historia del Arte. El centro imparte en estos momentos la asignatura a más de un centenar de alumnos. Hay puestos de trabajo en juego. El departamento de Historia del Arte, que también cuenta con formación y orientación laboral, tiene ahora cinco docentes. Rosario ha echado cuentas y el próximo curso tendrán menos de la mitad de horas. “Con un profesor y otros tres cuartos de horario más, lo ventilan. La plantilla queda mermadísima”. Ahora son cuatro horas semanales, tanto en primero como en segundo.

Un balance positivo

El colectivo defiende que Historia del Arte esté presente en los dos cursos de Bachillerato, independientemente del nombre que reciba la asignatura. “Consideramos que durante el primer curso de Bachillerato se deben atender cuestiones generales, siguiendo un criterio de periodicidad, tales como concepto de arte, clientela, mercado artístico o artistas femeninas (que apenas aparecen en la asignatura de Fundamentos Artísticos ) para que, en segundo, el alumno tenga los conocimientos básicos e instrumentos que le permitan alcanzar las competencias del bachillerato”, reza su comunicado.

También demandan que Historia del Arte forme parte de las materias de modalidad del Bachillerato de Artes Plásticas: Imagen y Diseño, de manera que los alumnos puedan cursar esta asignatura tanto en primero como en segundo de manera obligatoria. Además, piden que la asignatura, cualquiera que sea su nombre, esté adscrita a la especialidad de Historia del Arte del cuerpo de profesores de Artes Plásticas y Diseño existente en las escuelas de arte. Es la batalla de los docentes por la memoria del arte.