40 1 WEB 1
Ana MarGú ofrece una peculiar visión de los naipes que componen la baraja del Tarot de Marsella en su exposición./EA

Desde el siglo XV, en el que la historia atribuye la creación del Tarot en Italia, a los arcanos mayores y menores que se incluyen en las 78 cartas que componen esta baraja se les atribuye la capacidad de predecir el futuro mediante la composición de las distintas figuras que el tarotista va realizando en una tirada. La artista e liustradora Ana Martín García, cuyo seudónimo es Ana Margú, ha realizado su particular interpretación de este esotérico juego de naipes en la exposición ‘Colección Tarot Chic’, en el que reinterpreta las figuras de los 22 arcanos mayores y los 56 menores dándoles un carácter positivo alejado de las connotaciones tétricas y funestas que se asocian a este juego.
‘Tarot Chic’ hace referencia a los protagonistas de la exposición en la versión personal de la autora, donde ha combinado el respeto a su simbolismo tradicional con la incorporación de su propio estilo. Así, al ampliar el tamaño de naipe a lámina, se abre un abanico creativo de enormes posibilidades.
En su particular visión, la autora ofrece figuras principales como ‘El loco’, ‘El colgado’ o ‘La muerte’ con un estilo contemporáneo, fresco y positivo, en contraste con el carácter oscuro y barroco del tarot tradicional.
Destacan en la muestra el uso del color, que transmite energía y despierta muchas sensaciones cuando vemos las obras. En toda la exposición cobran especial protagonismo el rojo y el negro, colores que combinan a la perfección con los espacios en blanco de cada imagen. La muestra permanecerá abierta en la Casa Joven hasta el 29 de noviembre.
La ilustradora ha escrito y publicado: ‘Cuaderno Práctico para aprender a disfrutar de la soledad’ (Terapias Verdes, 2014), ‘Don Sombrero Mágico’ (Mil y Un Cuentos, 2017), o ‘La Reina Caracol’ (Gunis, 2021)