alcazar
Vista de la entrada al Alcázar de Segovia. / KAMARERO

El Alcázar de Segovia regresó el pasado lunes a su apertura ininterrumpida durante todos los días de la semana, lo que dejó una media de 328 visitantes entre el 14 y el 17 de junio, con un total de 1.315 en estos cuatro días laborables. Sumando también el fin de semana anterior, en total de viernes a jueves, pasaron por el monumento, 4.568 visitantes, informa ICAL.

Toda la plantilla del Alcázar de Segovia finalizó ya el ERTE que se inició en noviembre, una vez recuperada la movilidad entre Comunidades Autónomas, lo que animó al Patronato del Alcázar a la reapertura ante la vuelta a “una cierta normalidad” en el sector turístico en Segovia, con “un claro reflejo” en las visitas al Alcázar. En el mes de mayo, la cifra de visitantes se acercó a los 11.000, con un cifra de 10.904 visitantes.

Desde el Patronato del Alcázar de Segovia ofrecieron las siguientes estadísticas: el viernes 11, 630 visitantes; el sábado 12, 1.637; el domingo 13, 986; el lunes 14, 357; el martes 15, 333; el miércoles 16; 317, y el jueves 17, 308 visitantes. El fin de semana anterior, que todavía sólo abría sus puertas de viernes, sábado y domingos, hubo 408 visitantes, el viernes 4; 1.224, el sábado 5, y 1.230, el domingo 6.

En lo que va del mes de junio, el Alcázar de Segovia suma 7.490 visitantes, con lo que superará sin ningún problema y con una cifra muchísimo mayor, el número de visitas del mes de mayo, que fue de 10.904 personas. La fortaleza comienza a acercarse a los datos del verano de 2020, en plena desescalada tras la primera oleada del Covid-19, con una media de 2.000 visitantes diarios los sábados y domingos.

Los responsables del Alcázar son conscientes de que la afluencia de turística es “sensiblemente inferior a la que se registraba antes de la pandemia”, pero los datos de la ciudad “constatan una reactivación del turismo nacional que, presumiblemente, se hará extensible al turismo internacional según avance el verano y se flexibilicen las restricciones fronterizas”.

El monumento, que se considera el mejor termómetro de la afluencia turística a Segovia, mantiene la reapertura ininterrumpida del monumento todos los días de la semana, en el horario habitual de 10.00 a 20.00 horas, con visitas que siguen mismas medidas de seguridad respecto a la pandemia que se vienen aplicando desde el pasado verano.