El coronel alcaide del Alcázar de Segovia, Alejandro Serrano, durante la rueda de prensa. / KAMARERO

El Patronato del Alcázar de Segovia anunció ayer su decisión de clausurar el monumento de lunes a jueves y realizar un ERTE en su plantilla de 35 trabajadores para intentar “concentrar los esfuerzos en el fin de semana”. Esta decisión, recuerdan, viene dada como única solución viable ante la grave caída de visitantes que se ha producido en las últimas semanas.

Esta reducción en el número de visitantes, que en el mes de octubre llegó a más del 85% respecto al mismo mes de 2019, ha provocado que se deba tomar esta decisión “que no gusta a nadie”, aclaró el coronel alcaide del Alcázar de Segovia, Alejandro Serrano.

Serrano también aclaró que la reducción de horas a los trabajadores llegará al 40%, aunque no será completamente simétrico ya que algunos empleos más orientados a las visitas (como guías o taquilleros) se verán algo más afectados que otras profesiones, como las que se dedican al mantenimiento de la construcción.

“Los trabajadores comprenden la situación”, aclara Serrano

El coronel alcaide aclaró que los trabajadores han mostrado una gran comprensión ante la decisión, ya que “han podido ver” como las visitas iban bajando de forma significativa, hasta el punto de que en la última semana algunos días tan solo se contabilizaron diez visitas. “Los trabajadores comprenden la situación”, aclara Serrano, que indica que “han aceptado” esta decisión dadas las enormes dificultades que presenta la situación actual.

Desde el Patronato del Alcázar se mostraron convencidos de que esta situación se “revertirá” en el futuro. También indican que se ha “hecho lo posible para que fuese viable” después del cierre de marzo, pero que esta nueva caída de las visitas ha provocado que se tengan que imponer estas medidas. “Todos somos conscientes de la situación actual, por eso vamos a intentar concentrar el esfuerzo en los fines de semana”, concretó.

Sobre la futura desescalada, que supondría la retirada de estas medidas, Serrano se mostró esperanzado de que pueda ser pronto, e indicó que en cuanto se vuelva a la normalidad se intentará volver a los horarios ‘normales’. “Ojalá abra Madrid y el mundo entero”, manifestó.

Debido a la situación epidemiológica y las consecuentes medidas restrictivas que han afectado a la movilidad, los visitantes al Alcázar de Segovia han disminuido drásticamente desde que volvió a abrir sus puertas, a principios del mes de junio.

En ese mes, se redujeron el número de visitas respecto al año 2019 un 95,64%, pero aunque la situación mejoró levemente en julio, con una bajada del 73,54 %, y en agosto, con una caída del 59,85%, se trató de un fenómeno temporal, motivado por el periodo estival, que remitió en septiembre, con un 78,30% menos de visitas, y ha llegado a alcanzar una reducción del 86,81 % en el último mes del que se tienen datos, octubre.

También recordó que el Patronato había conseguido evitar tomar esta decisión hasta ahora, incluso en marzo y abril, cuando el monumento permaneció completamente cerrado, pero en vista de las perspectivas de futuro han considerado esta la única salida: “La situación no remonta”, lamentó.

El coronel ha precisado que el ERTE entrará en vigencia a partir del próximo 14 de diciembre

Aunque el ERTE se encuentra en fase de negociación, el coronel ha precisado que entrará en vigencia a partir del próximo 14 de diciembre. Ha lamentado Serrano que los ingresos del monumento también se han visto reducidos de forma proporcional, en torno a un 75 %, lo que se traducirá en unos presupuestos más austeros el año que viene.

De esta forma, el horario de apertura a partir del 9 de diciembre será de viernes a domingo de 10 a 18 horas, con el último acceso a las 17,30. Como ya se ha comentado, de lunes a jueves el monumento permanecerá cerrado.