Dia Alcazar
La Sala de Reyes volvió a albergar el acto institucional de la fortaleza. / KAMARERO

La crisis económica y social derivada de la pandemia del Covid ha puesto a prueba la capacidad de resiliencia del Alcázar de Segovia, uno de los ejes del trípode sobre el que se asienta el atractivo turístico de la capital junto con el Acueducto y la Catedral. El esfuerzo realizado para superar uno de los momentos más difíciles de la historia reciente de la fortaleza quedó este viernes plasmado en la memoria presentada por su alcaide, el coronel Alejandro Serrano, en el acto del trigésimo séptimo Día del Alcázar, que el patronato rector recupera tras la pandemia, ya que en 2020 las circunstancias sanitarias impidieron su celebración.

En el acto, presidido por el general Enrique Silvela Díaz-Criado, presidente del Patronato, el coronel serrano resumió de forma detallada los casi dos últimos años de la peripecia vital de la fortaleza, comenzando en junio de 2019, cuando se celebraba el récord histórico de visitas al monumento con 755.000 personas, y entrando en 2020 con perspectivas muy halagüeñas.

Pero llegó el Covid y dio al traste con cualquier perspectiva, lo que obligó a tomar la drástica decisión de cerrar al público las visitas y a replantear toda la operativa con el doble objetivo de garantizar la seguridad de trabajadores y visitantes, así como el sostenimiento económico de la institución. El cierre hizo que las cifras de visitantes se desplomaran, y 2020 concluyó con poco más de 182.000 visitantes, de los que casi 88.000 correspondían a los dos primeros meses del año, antes de la aparición del coronavirus.

La memoria precisa que el patronato tuvo que afrontar la drástica reducción de sus ingresos en un momento crucial, ya que las obras de remodelación de la Plaza de la Reina Victoria Eugenia obligaban a hacer frente a los pagos , por lo que se optó por el aplazamiento de planes futuros y a aplicar un expediente de regulación temporal de empleo a la plantilla de trabajadores, que se prolongó desde diciembre de 2020 a junio de 2021.

En este sentido, el coronel Serrano destacó ante patronos y autoridades la “colaboración, el compromiso y la profesionalidad” de los trabajadores, a los que definió como “pieza clave” para la recuperación de la normalidad.

Pese a las dificultades, el Alcázar ha sido capaz de generar alternativas para mantener viva su actividad expositiva y turística, donde el empleo de las nuevas tecnologías ha sido fundamental. Así,el coronel Serrano destacó la implantación de un sistema online de venta de entradas para visitas individuales, la apertura en la página web de una visita virtual a la fortaleza –que en breve incluirá un recorrido por la plaza de la Reina Victoria Eugenia– o la creación de folletos en formato digital con acceso mediante el escaneo de códigos QR.

De igual modo, el alcaide del Alcázar destacó la conclusión de las obras de la plazuela, donde la inclusión de mejoras relacionadas con la protección contra incendios y la instalación de fibra óptica elevaron el presupuesto total hasta los tres millones de euros.
La vinculación del Alcázar con la actividad cultural de la ciudad no ha sufrido merma alguna durante este tiempo; y la memoria señala algunos hitos de colaboración con otras instituciones como la Fundación Don Juan de Borbón, siempre con arreglo a las prescripciones sanitarias.

Distinciones y reconocimientos

La lectura de la memoria dio paso a la conferencia del General de División Manfredo Monforte Moreno, perteneciente al Cuerpo de Ingenieros Politécnicos del Ejército, sobre ‘Segovia y su Alcázar, pasión artillera’, y posteriormente tuvo lugar la entrega de reconocimientos y distinciones. Así, Ubaldo Martínez Falero recibió la V beca de investigación Vizconde de Altamira de Vivero por su propuesta ‘Estudio de los elementos defensivos del Alcázar de Segovia hasta finales del siglo XIX‘ y se realizó el reconocimiento público a las trabajadoras que en 2021 han cumplido 25 años de servicio al patronato, Mónica García de Frutos y Ana Rascón San Miguel. El acto concluyó con la entrega de las medallas del Alcázar. En la categoría de plata, han recibido la medalla el General de División Íñigo Pareja Rodríguez, Presidente del Patronato entre 2018 y 2019, y el General de Brigada José María Martínez Ferrer, Alcaide del Alcázar entre 2016 y 2019. En la categoría de bronce, se ha condecorado al Teniente José Javier Pascual Barrios, quien ha colaborado con el Patronato durante más de dos décadas desde su puesto al frente de la imprenta de la Academia de Artillería.