El acusado de insultar a la familia de Víctor Barrio se declara inocente

La Fiscalía y los allegados al torero mantienen sus peticiones de cárcel para el docente

616
Un momento de la declaración del acusado ante el Tribunal que juzga las manifestaciones en redes sociales. / kamarero
Publicidad

El docente acusado de insultar al torero Víctor Barrio y a su familia se declaró inocente en la sesión que tuvo lugar ayer en el Juzgado de lo Penal de Segovia, pues volvió a insistir en que le suplantaron la identidad en su  cuenta de Facebook a través de la cual se difundieron los graves insultos.

El acusado, Vicente Belenguer, maestro residente en Paterna (Valencia) se enfrenta a la petición de varios años de cárcel y una indemnización de hasta 40.000 euros, por un presunto delito de incitación al odio.

Según el testimonio de la Fiscalía y la familia del diestro segoviano, que falleció en Teruel en julio de 2016, el acusado vertió insultos y afirmaciones vejatorias en sus redes sociales.

Él por su parte, negó ser el autor y dijo que le piratearon su perfil de Facebook, por lo que mantuvo su declaración de inocencia, y por tanto su abogada, Ana Sumarró solicitó la absolución de su cliente.

Mientras, la Fiscalía mantiene la petición de cuatro años de cárcel para Belenguer, uno menos de los que pide la acusación  particular. Además, la fiscal solicitó una multa para el acusado de 12 meses a diez euros por día (3.650 euros), la inhabilitación como docente durante ocho años y una indemnización de 40.000 euros en total para los padres del torero, Joaquín Barrio y Esther Hernanz; su viuda, Raquel Sanz, y la Fundación Toro de Lidia.

La acusación particular, por su parte, reclama una indemnización de 30.000 euros y se suma a la argumentación de la Fiscalía, que se basa en el menosprecio y el insulto, contra el honor y la dignidad, que no se pueden amparar en la libertad de expresión.
Además señaló que la compañía Facebook ha manifestado que no ha encontrado ninguna irregularidad en la cuenta de Vicente Belenguer, por lo que también contradice la versión del acusado.

Ayer en el juicio, la defensa de la compañía Facebook pidió ser absuelta de la responsabilidad subsidiaria que solicita la Fiscalía en caso de que Belenguer se declare insolvente. Y dijo que sólo puede ir contra ella quien se considere perjudicado civilmente, esto es la familia de Barrio.

En su testimonio, antes de que el caso quedara visto para sentencia, el acusado Vicente Belenguer se declaró inocente al señalar que él no había publicado el mensaje que insultaba al torero ni a su familia, en el que se consideraba que la muerte del diestro “era un día alegre para la humanidad”.

En sus preguntas, la fiscal trató de vincular a Belenguer con otros comentarios realizados con anterioridad en su muro de Facebook contra Padilla y Rivera Ordóñez, en 2014 y 2015, a lo que el acusado negó que los escribiera argumentando que también le habían suplantado la identidad ya en esos años.

Añadió que desconocía esos otros comentarios porque no solía leer su muro, nada más los mensajes que le escribían los amigos, y solo se enteró de lo de Barrio por la repercusión mediática, por lo que optó por retirarlo. La familia, que debido al pequeño tamaño de la sala tuvo que sentarse cerca  del acusado, dijo que no habían recibido ningún testimonio de Belenguer disculpándose por lo ocurrido.

El acusado sí reconoció que, además de retirar el comentario, solo pidió disculpas en su muro por el hecho de que se hubiera utilizado su nombre para colgarlo en su perfil de la red social. Además recordó que denunció ante la Policía la presunta suplantación de su identidad y que, a consecuencia de todo esto, sufrió amenazas incluso manifestaciones a la puerta de su casa.

El juicio contra Belenguer se suma al que ya tuvo lugar en Sepúlveda contra una concejala valenciana Datxu Peris, que ya fue condenada

Un juicio que servirá para actuar contra un continuo acoso

Raquel Sanz, viuda de Víctor Barrio, consideró necesario que se apliquen sentencias ejemplares ante los continuos acosos y menosprecios por parte de algunas personas que se valen del anonimato que parecen procurarles las redes sociales a las que agradeció que hayan mejorado últimamente los niveles de seguridad.  “A diario recibimos comentarios insultantes o injuriosos”, aseguró la portavoz de la Fundación Toro de Licia, quien añadió que  si se recopilasen y denunciaran en los tribunales todos estos comentarios insultantes en las redes sociales, “podríamos estar en los juzgados todos los días”.  Por el momento van a esperar a ver cómo acaba el procedimiento abierto contra el profesor valenciano para saber si continúan sus denuncias, pues estiman que todas estas manifestaciones se unen al duelo que ya tienen que padecer por la muerte de un ser querido.