El 6 de diciembre de 1985, Segovia era declarada Patrimonio Mundial por unanimidad por parte del Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco, formado por 21 países. La declaración era, cuando menos, peculiar, puesto que hasta el momento apenas se habían declarado seis conjuntos históricos completos con esta categoría, ninguno en España, según recordó hoy el Ayuntamiento de Segovia. La alcaldesa Clara Martín puso en foco en los desarrollos y planes pasados, presentes y futuros para su protección.

Para Martín, la declaración de Segovia como Patrimonio de la Humanidad va de la mano de tres valores fundamentales: sus monumentos, de gran importancia histórica y belleza; su casco antiguo, que ilustra una realidad histórica compleja a través de su trazado urbano y desarrollos arquitectónicos y es excelente ejemplo de la coexistencia de diferentes comunidades culturales a lo largo del tiempo y, finalmente, sus tradiciones culturales, que son testimonio sobresaliente de ciudad occidental.

Entre los desarrollos urbanísticos que han venido marcados de forma más evidente por esta declaración del Patrimonio Mundial encontramos, por ejemplo los relativos al tráfico, que incluyen el corte del tráfico bajo el Acueducto, la limitación a residentes y servicios en la Plaza Mayor o la construcción de la circunvalación, cambios que los segovianos han vivido con cierta naturalidad como hechos necesarios para proteger la ciudad.

La alcaldesa de Segovia destacó otros trabajos fundamentales que se han desarrollado en Segovia con el objetivo de proteger su patrimonio y recuperar su historia: “Son fundamentales la creación de la concejalía de Patrimonio Histórico y de la Empresa Municipal de Turismo o la revalorización y restauración de numerosos bienes de titularidad municipal como la muralla, el Acueducto o el patrimonio arqueológico segoviano”.

“Desde 2006 se han invertido más de seis millones de euros en la muralla y se han recuperado dos centros turísticos de referencia para la ciudad: el Centro de Interpretación de la Muralla, en la puerta de San Andrés, y la Colección de Títeres Francisco Peralta, en la puerta de Santiago”, destacó Martín.

Además puso en valor también los trabajos desarrollados en las inmediaciones de la Real Casa de Moneda por importe de 1,5 millones de euros a cargo del programa del 1,5% cultural del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana o los trabajos que lograron identificar de dónde proviene la piedra del Acueducto que permitirá conocer más sobre su construcción.

Esta declaración sigue determinando la hoja de ruta de la ciudad con el recientemente adjudicado Plan de Gestión de la Ciudad Vieja de Segovia y su Acueducto. El Ayuntamiento de Segovia adjudicó a finales del mes de agosto a la empresa Arenal Grupo Consultor S.L el servicio de asistencia técnica y asesoramiento para la elaboración y aprobación, seguimiento e implantación inicial del Plan de Gestión de la Ciudad Vieja de Segovia y su Acueducto por un importe definitivo de 84.095 euros.

La necesidad de elaboración de este Plan viene determinada por la obligación de cumplimiento de la Convención del Patrimonio Mundial de acuerdo con el compromiso adquirido al formalizar en su momento una candidatura a la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.