Imagen del interior del Acueducto. / KAMARERO
Publicidad

Ayer se celebró en la ciudad el Día de la Romanidad, una iniciativa del historiador Federico Romero, del escritor León Arsenal y del politólogo Pedro José Villanueva, que sirvió como espacio de unión entre diferentes pueblos. Con esta fiesta se pretende festejar que gentes de tres continentes tienen raíces comunes de las que surgieron troncos muy diversos, gracias a evoluciones sociales y políticas distintas.

De la mano de David Martín Carretero, se realizó una ruta guiada hacia el Azud del Acueducto, el tramo más desconocido de la construcción que sirve para la captación del agua (azud) y su conducción desde la sierra hasta la ciudad. El recorrido comenzó en Revenga, desde el pantano de Puente Alta, en busca del azud del Acueducto y siguiendo el caz por el valle de la Acebeda, entre pinos, robles y encinas.

iMAA continuación se realizo una jornada de puertas abiertas en la Casa de la Moneda en la que el agua fue el hilo conductor. Por la tarde se llevo a cabo una visita al interior del canal oculto del Acueducto.