El absentismo laboral cuesta 32 millones de euros a las empresas

Los datos recogidos durante el 2018 suponen un aumento del 12,60% respecto al año anterior, superior a la media nacional que se sitúa en el 11,49%

315
Muchos empresarios segovianos asistieron a la jornada organizada por la FES y la AMAT. / kamarero
Publicidad

El absentismo laboral se plantea como un problema paras las empresas, porque no solo les hace perder un trabajador por causas ajenas al propio trabajo, sino también porque les hace perder dinero.

Algo tan simple como una baja por enfermedad supone un gasto importante, tanto para las empresas como paras las mutuas aseguradoras. En términos más formales en vez de baja no laborar o por enfermedad se prefiere llamarlo Incapacidad Temporal por Contingencias Comunes y según explicó ayer el director gerente de la Agrupación de Mutuas de Accidentes del Trabajo (AMAT), Pedro Pablo Sanz para las empresas segovianas el absentismo laboral durante el 2018 ha supuesto un coste de 32,41 millones de euros, lo que supone un incremento del 12,60% respecto al ejercicio de 2017.

Echando la vista más atrás los datos son algo más preocupantes porque ha aumentado en los últimos cinco años este absentismo ha crecido en un 70%, mientras que en la comunidad ha sido del 50%. Es decir que la media de absentismo en la provincia de Segovia ha sido más elevada que en el resto de la comunidad.
Respecto a lo que cuesta a cada parte es absentismo laboral se extrae que el desembolso de la seguridad social fue de 17,47 millones de euros, mientras que el coste directo para las empresas fue de 14,94 millones de euros.

“Estamos hablando de un problema muy grave en toda la provincia”, señala el presidente de la FES, Andrés Ortega, que además valora muy positivamente la jornada celebrada ayer en la sede de la organización para presentar una herramienta que permite calcular el coste del absentismo laboral por incidentes o patologías de salud fuera del trabajo. La jornada también sirvió para tratar de buscar soluciones a este problema de índole nacional.

Otro dato que ilustra la incidencia en Segovia del absentismo laboral debido a incapacidades temporales por contingencias comunes es que su coste equivale a 2.869 jornadas anuales de trabajo perdidas. Es lo mismo que decir que cinco de cada cien empleados faltaron a su puesto durante todo el año 2018.

En total en Segovia se han contabilizado 11.964 procesos de Incapacidad Temporal por Contingencias Comunes en el 2018, un 12,02% más que en el ejercicio anterior. Las principales causas registradas son afecciones de espalda, tendiditis o problemas de articulaciones.