Resumen comparativo de trayectos y precios de abono de Alta Velocidad. / El Adelantado
Publicidad

La Plataforma de usuarios de trenes Avant de Segovia continúa evidenciando las distintas y negativas condiciones a las que acceden a los servicios de Alta Velocidad, en comparación con otros viajeros de la Comunidad y del resto de España.

El grupo segoviano de afectados ha analizado los precios de los abonos de 10 viajes para trayectos de una distancia similar a la que separa la estación de Segovia-Guiomar de Madrid –inferiores a los 100 km–, así como otros de mayor recorrido aunque proporcionalmente también más económicos.

Cabe tener en cuenta que el abono de diez viajes para el trayecto Segovia-Madrid –68,30 km– tiene un coste de 56,80 euros; lo que se traduce en un coste de 0,0832 euros por kilómetro.

Exactamente el mismo precio tiene el abono de 10 viajes para el trayecto Madrid-Toledo, cuya distancia es superior a la que separa la capital de España de Segovia –74,57 km–, y que proporcionalmente es un 9,15% más barato.

Caso similar al que ocurre con los abonos de servicio Avant para los trayectos de Zaragoza-Calatayud –un 7,55% más barato–; Barcelona- Girona –9,41% más económico–; Barcelona-Tarragona –un 9,75% más rentable–; e incluso con el trayecto entre Segovia y Valladolid –111,30 km–, cuyo coste proporcional es también un 9,54% menor.

Una desproporción que en los recorridos comparados inferiores a 100 kilómetros, refleja una penalización media de un 9,5% –unos 5 euros– para los segovianos que diariamente se desplazan hasta Madrid en un tren Avant.

La diferencia es todavía mayor si la comparación se realiza teniendo en cuenta trayectos de una distancia de 170-180 kilómetros. Es el caso del abono de 10 viajes para el recorrido Madrid-Ciudad Real –proporcionalmente un 16,97% más económico–; Valladolid-Madrid –un 16,69% más barato–; o el trayecto que separa Barcelona y Lleida –un 16,85% más rentable por kilómetro recorrido–.

Esto supone una penalización media del 16,75% respecto al coste proporcional que desembolsan los usuarios del tren a la capital por su abono.

En definitiva, y teniendo en cuenta que mensualmente los usuarios que se desplazan a Madrid por trabajo realizan 44 viajes –4,5 abonos al mes–, se ven “discriminados” con entre 22,5 y 36 euros.