Terrazas Gente Coronavirus KAM8148
El número de trabajadores en ERTE ha descendido en los servicios de comidas y bebidas. / Kamarero

El 1,37% de los afiliados a la Seguridad Social en Segovia permanecía sujeto a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) el pasado viernes, 13 de agosto, según recoge la estadística experimental de afiliación quincenal publicada este martes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que también dio a conocer que la afiliación en la provincia en esa fecha ascendía a 64.005 trabajadores, de los que 46.211 pertenecen al Régimen General; es decir, se trata de empleados por cuenta ajena.

El número de afiliados a la Seguridad Social supone un descenso respecto a la cifra media del pasado mes de julio, cuando sumaban 64.789, aunque hay que tener en cuenta que se había producido un fuerte incremento del 3,36% en relación con el mes de junio, al incorporar más de 2.000 afiliados por la incorporación de trabajadores a la campaña turística de verano y también para labores agrícolas.

El número de trabajadores afectados por un ERTE en la provincia se sitúa este mes de agosto en 631, sensiblemente inferior a los 2.686 que había el último día de marzo y los más de 9.000 de mayo de 2020.

En Segovia hay 244 personas sujetas a un expediente de regulación temporal de empleo desde antes de la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 30/2020, de 29 de septiembre, de medidas sociales en defensa del empleo (BOE 30 de septiembre de 2020); es decir llevan más de un año en esa situación y 134 ERTE se aprobaron porque la empresa alegó fuerza mayor; es decir por las consecuencias de la pandemia.

Con el RDL 30/2020 se ampliaron los plazos de vigencia de los ERTE y las ayudas a autónomos, se mantuvo la base de cálculo para las prestaciones por desempleo asociadas en el 70% de la base reguladora con reducción una vez transcurridos los seis primeros meses y, en paralelo, se crearon los denominados ERTE por impedimento y ERTE por limitaciones.A ese Real Decreto siguieron otros dos, el 35/2020 y el 02/2021.

Las condiciones de un total de 387 trabajadores en ERTE de la provincia están reguladas por esta normativa, destacando los 211 pertenecientes a una actividad económica de sectores ultraprotegidos, 139 por actividades limitadas, 21 por impedimento y 16 por alteraciones en la cadena de valor.

En el conjunto de Castilla y León, con el descenso de la primera quincena de agosto, el número de trabajadores en ERTE se queda en el 1,52% del total de afiliados del Régimen General (sin regímenes especiales) en la Comunidad Autónoma, porcentaje superior al de la provincia de Segovia.

En este sentido, ese porcentaje oscila entre el 2,95% en la provincia de Palencia y el 1,91 de Salamanca y el 1,10% de Burgos y el 1,24% de Ávila. A continuación, aparecen Zamora (1,29), León y Soria (1,31), Segovia (1,37) y Valladolid (1,53 por ciento).

En el conjunto de España, el sector de actividad con mayor reducción de trabajadores en ERTE durante la primera quincena de agosto fue el de fabricación de vehículos a motor, con un descenso del 42%; transporte aéreo, con una bajada del 30%; servicios de alojamiento, con una reducción de personas en ERTE del 22%; y servicios de comidas y bebidas con un 11%. En términos absolutos, estos dos últimos sectores son los que han registrado mayores salidas de personas en expediente de regulación temporal de empleo.

Previsión

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones prevé que agosto cerrará en España con una afiliación media de 19,48 millones de personas, lo que supone un crecimiento de unos 80.000. Este incremento sería el cuarto mensual consecutivo, en términos desestacionalizados, y permitiría recuperar al final de mes aproximadamente el mismo nivel de empleo que existía en febrero de 2020, antes del inicio de la pandemia.