Ruta teatralizada Sinfonía verde cordial. / UVa

La asignatura ‘Literatura infantil’ es obligatoria en 4º de Grado de Maestro en Educación Primaria. Los profesores que la impartimos seguimos el planteamiento acorde al paradigma vigente en didáctica de la Literatura. Este se denomina ‘Educación literaria’ y tiene su punto de partida en el texto literario.

La propia asignatura se ha articulado en torno a un texto literario, ‘El león, la bruja y el armario’, la más famosa de las Crónicas de Narnia de C. S Lewis por ser la primera llevada al cine en 2005. El temario de la asignatura conecta alegóricamente con los personajes de esta genial alegoría que es en sí Narnia (ver Guía de Lectura de Narnia de Eduardo Segura). Por citar algunos, el león Aslan es, así, la educación literaria. Los obstáculos al hábito lector se representan en la Bruja Blanca.

Edmund es el hábito lector, personaje con sus altos y sus bajos. Los otros tres hermanos se vinculan con los géneros literarios. En Narnia, la Bruja Blanca quiere impedir el encuentro con Aslan. Los futuros maestros tienen que trabajar en la asignatura de literatura infantil para que se produzca el encuentro entre Aslan y los niños. “Aslan está en movimiento” es la frase que en las Crónicas indica que la Bruja va perdiendo terreno. Este será el título de todas las actividades de educación literaria llevadas a cabo en la asignatura. De este modo, se rodeaba a toda la asignatura de un contexto literario.

El enfoque de la asignatura es eminentemente práctico y los contenidos pretenden dos objetivos principales. El primero, dotar al futuro maestro de sólidos criterios para valorar los libros dirigidos a los niños. Con este fin las clases teóricas presentan la literatura infantil como campo específico. Los alumnos aprenden a valorar obras literarias a partir de parámetros de calidad y calidez literaria. Han tenido que realizar un análisis exhaustivo de siete libros de distintos géneros y etapas lectoras.

El segundo objetivo es conocer recursos para educar en la literatura. Esta parte de la asignatura se ha visibilizado en varias actividades.

1) Jornadas de animación a la lectura. Los universitarios han preparado sesiones siguiendo las estrategias de animación lectora de Monserrat Sarto, autora pionera en España. Su método implica que primero se lee individualmente un libro completo y después se celebra el encuentro con los otros lectores para jugar y realizar actividades sobre el libro leído. Los niños que habían leído el libro elegido se desplazaron a la sala de lectura ‘María del Mar Valverde’ en el Campus Público para la animación dirigida por los estudiantes.

2) Sesiones de creatividad literaria. Los universitarios mismos han sido creadores de literatura en los tres géneros: poesía de apagón haikus, cuentos dramatizados y textos narrativos a partir de las técnicas de Gianni Rodari, autor referente en este tipo de procesos. Por otra parte, ellos también han diseñado e implementado actividades con escolares en la biblioteca del campus.

Estos contactos con varios CEIP de Segovia suponen un enriquecimiento mutuo. Los universitarios deben entregar un informe de la sesión y valoración de la competencia literaria de los escolares participantes.

3) Ruta teatralizada ‘Sinfonía verde cordial’ a cargo de la compañía de teatro Tamanka y cuenta cuentos con la compañía ‘El sombrero de la memoria’. Ambas actividades suponen contacto con la literatura oral y con las artes escénicas infantiles. El posterior coloquio con estos profesionales de la educación literaria ofreció a los futuros maestros conocimiento de las estrategias y técnicas que hay detrás de un espectáculo infantil.

4) Aproximación al funcionamiento de bibliotecas, en concreto la biblioteca pública de Segovia y el Bibliobús de la Diputación. Las bibliotecarias de ambos puntos de servicio explicaron a los universitarios qué hay detrás de estos trabajos.

Los alumnos de Grado deben reflexionar sobre las aportaciones de estos encuentros con profesionales a su propia educación literaria. Algunos extractos dejan ver su valoración de lo vivido en la asignatura.

“He vuelto a experimentar lo que la literatura significó para mí de pequeña”.

“He aprendido el ejemplo de personas muy comprometidas con la cultura y la educación, siempre dispuestas a brindar a todos la oportunidad de acceder a la literatura y a las cosas buenas”.

“Ha sido una maravilla poder participar de nuevo en un cuentacuentos volviendo a esas tardes de mi infancia en las que el evento más importante de la semana era precisamente el de disfrutar con la Literatura. Ahora puedo observar y analizar el espectáculo propuesto con ojos de adulto y futuro docente, lo que me permite ser crítico”.

En el campus María Zambrano vamos a seguir trabajando para frenar a la Bruja Blanca y a los enemigos de la lectura. Vamos a seguir trabajando para educar en la literatura y con la literatura. Aslan está en movimiento.


María Ángeles Martín del Pozo y Débora Rascón Estébanez),
departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura