Juan Carlos Manrique firma su cargo ante la rector y la secretaria general de la Universidad de Valladolid. / NEREA LLORENTE
Juan Carlos Manrique firma su cargo ante la rector y la secretaria general de la Universidad de Valladolid. / NEREA LLORENTE

La Facultad de Educación del Campus María Zambrano reforzará disciplinas de enseñanza que permitan ampliar el catálogo de salidas profesionales de sus alumnos más allá del ejercicio formal del magisterio, sin que este deje de ser su pilar.

Este es uno de los objetivos de trabajo del equipo del profesor del Departamento de Didáctica de la Expresión Musical, Plástica y Corporal, Juan Carlos Manrique, que ayer tomó posesión del cargo de decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Valladolid (UVa) en Segovia.

El rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo Cabrerizo, junto a la secretaria general de la institución académica, Helena Villarejo Galende, presidió el acto en el que también tomaron posesión como Personal Docente e Investigador (PDI) Luis Torrego Egido, Marta Laguna García y María Noelia Somarriba Arechavala; y como Personal de Administración y Servicios (PAS) del Campus de Segovia María Montousse Vega, Isabel Calle Burguillo e Isabel Lecanda Meschede.

El nuevo equipo decanal liderado por Juan Carlos Manrique trabajará para mantener y mejorar la calidad de la enseñanza impartida a sus alumnos y asegurar su constante actualización, atentos a las demandas que llegan desde las aulas tanto de  Educación Infantil como de Primaria, pero también desde otros ámbitos profesionales. “Vamos a intentar que el profesorado se perfeccione en ciertas áreas y disciplinas que ahora mismo no son tan curriculares pero pueden tener un efecto positivo fuera del contexto del aprendizaje formal”, señaló el decano. Pretende “abrir campos de actuación” para que los futuros maestros que no puedan entrar a dar clases en colegios oficiales puedan, por ejemplo, “estar en centros deportivos, si hacen la mención de educación física, o en residencias de mayores para hacer rehabilitación psicogeriátrica”.

En este proceso de mejora y ampliación de la oferta de estudios se enmarca la implantación el próximo curso del máster Experto en metodologías fundamentadas para la Educación STEM y de la mención en Lengua Extranjera Inglés en el curso 2022-2023 con plazas para 25 estudiantes, como ya avanzó este periódico el 20 de abril después de que Manrique fuera elegido decano por la Junta de Facultad. Las menciones del Grado en Educación Primaria suponen una especialización en determinadas ramas, mejorando las posibilidades de inserción y promoción laboral de los estudiantes.

Manrique explicaba ayer que la especialidad de Inglés es “muy demanda” para los centros privados y concertados. Además anunció que trasladará formalmente al Rectorado de la UVa, la petición de habilitar en Segovia la mención de Pedagogía Terapéutica, para consolidar la Educación Especial y por ser una petición reiterada de los alumnos.

Con trece años como vicedecano de Ordenación Académica y en funciones como decano desde septiembre de 2021, Manrique anunció una labor de continuidad. Su idea es mantener la Facultad de Educación como “un potente centro de innovación docente, con metodologías muy novedosas”, así como seguir “siendo la referencia en la Educación para la UVa y todo el entorno geográfico, especialmente la Comunidad de Madrid”.

En este mismo sentido se manifestó el rector Antonio Largo, señalando a la Facultad de Educación de Segovia como “una de las más activas que tenemos” y destacando que “capta proyectos de investigación”. “Tiene investigadores jóvenes que se van a incorporando a la plantilla, y eso es muy importante para dar solidez y consistencia”, remarcó.

El rector de la UVa destacó que Juan Carlos Manrique, además de experiencia en gestión, tiene “ilusión y capacidad” y, sobre todo, “las ideas muy claras” para hacer avanzar la Facultad de Educación. “Siempre se agradece que haya gente comprometida, con iniciativa y con ganas de contribuir a dinamizar el campus”. Estas palabras del rector van dirigidas al equipo decanal del que, junto a Manrique, forman parte Cristina Gil Puente, vicedecana de Ordenación Académica; María de la O Cortón de las Heras, vicedecana de Practicum y Estudiantes; y Cristina Vallés Rapp, secretaria Académica.

Enfermería para 2023

El rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo, dejó ver, una vez más, que la implantación de los estudios de Enfermería difícilmente llegue antes de septiembre de 2023. Largo recalcó ayer que “no se pueden empezar a impartir estos estudios si no es con la suficiente calidad”, con las plantillas de profesorado y con las infraestructuras adecuadas, y sería “un poco comprometido” anunciar su inicio en 2022. El rector de la UVa dijo también que Segovia se merece que le dediquen “todo el cariño y el cuidado a una titulación que es muy demandada y muy anhelada por la sociedad segoviana”. “Nuestra obligación—dijo— es atender esta petición con la mayor diligencia posible pero también con el mayor rigor y calidad”.

 Pabellón deportivo

Sobre el proyecto de construcción del pabellón deportivo del Campus María Zambrano, el rector explicó que el equipo de arquitectos entregará próximamente el proyecto para después continuar con el proceso de licitación y el concurso de adjudicación de la obra. “Llevará un tiempo pero es lo más inmediato”, resumió el rector.

El proyecto de ley de Universidades  se queda “a medias tintas”

El anteproyecto de la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU), que ha presentado el ministro Joan Subirats, no apuesta por un modelo de carrera universitaria, ni parece que vaya a resolver los problemas que tienen las universidades, según opinó ayer el rector de la UVa quien asegura que la  primera lectura que ha hecho del documento que  próximamente se llevará al Consejo de Ministros “me ha dejado un poco frío”.

Se queda a mitad de camino en lo que necesitamos. Si se va a hacer una reforma tiene que ser suficientemente de calado para que resuelva problemas pero hacer una reforma de medias tintas para contemporizar no me parece que sea lo que necesitamos”, declaraba ayer Antonio Largo en Segovia.

Largo reconoce que el texto del actual ministro de Universidades corrige “disfunciones ” que había en el anteproyecto de su predecesor, Manuel Castells, que tenía “aspectos invasivos en la autonomía universitaria” y reconoce en Joan Subirats “talante positivo y buena predisposición” que “esperemos que se consolide en una mejora en todo el trámite que queda del anteproyecto y que realmente nos aporte soluciones a los problemas que tiene la universidad”.

GALERÍA | Fotografías de la toma de posesión