Fabricación de mascarillas en fase estándar. / EL ADELANTADO
Publicidad

La empresa Drylock Technologies enviará este viernes a la Consejería de Fomento, el primer pedido de mascarillas higiénico sanitarias, fabricadas en su factoría del polígono de Hontoria. A esta primera entrega, que se desarrolla según los plazos previstos, se sumarán en próximas semanas el resto de unidades hasta completar el primer volumen de millón y medio de mascarillas que recoge el convenio de colaboración firmado entre la administración pública y la empresa privada.

La empresa multinacional y el Gobierno regional, desde su Consejería de Fomento, llegaron hace un mes a un acuerdo de colaboración para asegurar por parte de la administración pública el abastecimiento a colectivos y organismos de la Comunidad del material de protección necesario en el proceso de desescalada, tras la crisis del coronavirus.

La línea de fabricación, procedente de China, fue adquirida por la Junta de Castilla y León y trasladada desde el aeropuerto de Shangai a España. Por su parte, Drylock se comprometió al montaje de las líneas de fabricación y empaquetado para poder producir en Segovia el material de protección con las debidas garantías sanitarias.

En un espacio de 220 metros cuadrados, la línea de fabricación de mascarillas arrancó el día 19 de mayo y trabaja en fase estándar desde este lunes, con lo que está en disposición de fabricar 100.000 unidades diarias. Las mascarillas higiénicas o sanitarias, recomendables para la mayor parte de la población, cumplen con la normativa UNE-064-065. Sus características técnicas la sitúan en el rango de las mascarillas quirúrgicas.

VISITA DE LOS RESPONSABLES DE LA JUNTA

Representantes del Gobierno regional, visitaron ayer, jueves, las instalaciones de la empresa segoviana. Los responsables de la Junta de Castilla y León mostraron su interés por conocer el funcionamiento de la primera línea de mascarillas que provee a la administración pública regional del material de uso obligatorio en la desescalada.

Drylock, que emplea a más de 160 trabajadores, ha contratado 18 personas que operan exclusivamente para la línea de fabricación de mascarillas. Los nuevos empleos se distribuyen en tres turnos por lo que la línea de fabricación trabaja a diario de forma ininterrumpida.