Perfumerias Douglas Concentracion Huelga ERE
Concentración de la plantilla que Douglas tiene en sus cuatro perfumerías de Segovia, ayer al mediodía en la calle de José Zorrilla. / KAMARERO

De madrugada, horas antes de que acabara el periodo de consultas y tras una exitosa jornada de huelga, que en Segovia secundó la plantilla de las cuatro tiendas que la cadena Douglas tiene en la capital, los sindicatos CCOO, USO y UGT alcanzaron un preacuerdo con esta multinacional alemana de perfumerías para la aplicación del Expediente de Extinción de Empleo iniciado por la empresa. La reducción de despidos y de cierres de tiendas, el aumento de la indemnización y el hecho de que se prime la voluntariedad, han sido cuestiones clave para cerrar unas negociaciones marcadas por las tensiones entre empresa y plantilla que se han reflejado en las movilizaciones desarrolladas.

La plantilla de las dos tiendas incluidas inicialmente en el expediente ha mostrado su desilusión por el desenlace, ya que entiende que sus puestos de trabajo siguen en peligro y que el acuerdo no recoge el mantenimiento de los establecimientos. “Las trabajadores y trabajadores somos números y no quieren entender su valor, solo reducir los puntos de venta presencial”, aseguran desde las perfumerías segovianas, algunas con tres décadas de historia.

Douglas ha reducido un 17% los despidos que inicialmente iba a llevar a cabo en toda España y ha subido la cuantía de la indemnización.

Los principales puntos del acuerdo son la protección de colectivos especialmente sensibles (con problemas de empleabilidad, víctimas de violencia de género, que tengan a su cargo familiares de primer grado con discapacidad, familias monoparentales…), así como indemnización de 31 días por año trabajado con un tope de 20 mensualidades, tomando como base reguladora en el variable el periodo entre abril de 2019 y marzo de 2020.

Otros aspectos son la apertura de un plazo de adscripción voluntaria con permutas con personal del grupo de empresa, cobertura de vacantes (unos 80 personas aproximadamente), de forma que las personas que se postulen a una vacante de menos horas que su contrato habitual serán indemnizadas por el salario que pierden; y prioridad de los afectados por el ERE en la bolsa de empleo. La empresa garantiza que mantendrá el resto de puestos de trabajo al menos 12 meses.

El preacuerdo tiene que ser ratificado por los trabajadores en asamblea la semana que viene.