El concejal del PP José Luis Huertas recrimina a la alcaldesa el reparto de tiempos en el último pleno. / Kamarero
Publicidad

Si todo marcha según lo previsto, el salón de plenos del Ayuntamiento de Segovia contará –a no mucho tardar– con un nuevo, moderno y seguramente más eficaz sistema para controlar el tiempo de las intervenciones de los concejales durante las sesiones plenarias. El equipo de Gobierno del Consistorio se ha puesto a trabajar ya en esta posibilidad, después de que Ciudadanos lo haya reclamado hasta en dos ocasiones en el pleno municipal.

“Es muy incómodo que no podamos ver si nos queda o no nos queda tiempo para seguir con la intervención mientras estamos hablando”, expresó la portavoz de la formación naranja, Noemí Otero, en30 el turno de Ruegos de la última sesión.

Y es que, por el momento –y aún sin fecha para el cambio–, el tiempo que corresponde a los turnos de palabra se controla desde la Presidencia del pleno a través del cronómetro de un teléfono móvil; por lo que solo los miembros de la mesa pueden alcanzar a ver cuántos minutos o segundos le restan por hablar al interviniente.

El resto de grupos y concejales suele medir su tiempo de la misma manera, pero con distintos dispositivos, por lo que en ocasiones –como en el último pleno– se generan discusiones por el reparto de minutos.
“Se han empezado a hacer las gestiones y, de hecho, habría sido fácil tener uno o dos relojes muy de andar por casa en la sala, pero no nos parece que sea el equipamiento adecuado para este salón. Se han mirado otras opciones y lo más correcto y moderno es una aplicación informática que va a permitir instalar dos pantallas, una a cada lado de la sala, para que todo el mundo pueda verlas y que empiecen a conmutar el tiempo en el momento en el que un concejal apriete el botón”, explicó el concejal de Gobierno Interior, Andrés Torquemada.

El problema de un sistema como este –con el que cuentan parlamentos como las Cortes de Castilla y León– es su mayor coste; por lo que se tramitará su adquisición como un contrato menor “en el momento que haya disponibilidad presupuestaria y siempre que no surja una urgencia mayor en la ciudad”.