Los jardineros posan junto a los nuevos nidos. / El Adelantado
Publicidad

Incluido en el programa de Educación Ambiental de la Concejalía de Medio Ambiente ‘Segovia Educa en Verde’ y con la ayuda de los jardineros de la Unidad Especial se han levantado dos majanos con una caja nido para mochuelo en su interior, en una parcela municipal de la zona del Arroyo de Aguamala.

Este enclave es un hábitat óptimo para esta especie, ya que requiere de espacios más bien abiertos, sobre todo paisajes agrícolas no demasiado homogéneos, en los que se alternan cultivos de secano, arbolado disperso y eriales.

Hay que tener en cuenta que el mochuelo ha perdido muchas opciones para hacer su nido por la pérdida de edificios rurales. Los majanos son utilizados por los mochuelos para acechar a sus presas (grillos, escarabajos, saltamontes, polillas y roedores), otear su entorno y para hacer sus nidos.

Durante una hora se fueron acumulando piedras de diferentes tamaños en dos puntos de la parcela municipal, hasta alcanzar el metro y medio de altura e introducir en su interior una caja nido cilíndrica de 83 centímetros de largo, fabricada con hormigón recubierta de tablillas de madera protegidas contra el agua con una tela asfáltica.

Hace unos años era habitual ver al atardecer al mochuelo europeo posado sobre un poste, señal de tráfico o majano en las zonas periurbanas de nuestra ciudad, en campos de cultivos o pastizales; sin embargo, la población de mochuelos en España ha caído un 90% desde 2005, según datos de la organización SEO/BirdLife.

Además, durante la jornada los participantes descubrieron cómo es el mochuelo europeo, su canto, alimentación, dónde y cómo vive.