IMG 4077w
Diana Otero Martínez en su establecimiento médico y estético ubicado en la calle Ramón y Cajal, en pleno corazón de Segovia.

Diana Otero Martínez fundadora del centro de belleza Dione lleva dedicándose al mundo de la estética más de diez años. Tras desempeñar su labor profesional— especializada en estética convencional, avanzada, maquillaje y micropigmentación— en los mejores centros médicos y estéticos de la capital madrileña, hace unos años decidió regresar a su pueblo natal, Navalmanzano, con la finalidad de hacer realidad su sueño, montar su propio negocio.

Un sueño que ha cumplido y con creces pues el próximo 5 de febrero celebrará el cuarto aniversario desde la apertura de su negocio, ‘Dione centro médico y estético’ ubicado en la calle Ramón y Cajal, en pleno corazón de Segovia.

“En estos años hemos ido creciendo gracias al equipo de profesionales que somos, cualificadas e ilusionadas con nuestro trabajo y en constante formación. En Dione trabajamos con nuestra metodología propia y pretendemos que nuestro centro médico-estético sea un lugar de referencia donde nuestras clientas vengan para sentirse cuidadas y mimadas. Un lugar donde se encuentren cómodas y tranquilas, con la total seguridad de estar en las mejores manos al saber desde el principio que las vamos a asesorar, acompañar y recomendar lo mejor para su salud y, por supuesto, que disponemos de la mejor aparatología existente en el mercado”, comenta Diana Otero, gerente de Dione.

Además de la mejor aparatología realizan los tratamientos más innovadores en la actualidad, tales como contrastes térmicos para reducir el volumen y limpiar el organismo por dentro; Zionic para reducir volumen y reafirmar; Bellaction para mejorar la circulación, elevar glúteos y remodelar; Criolipólisis para reducir volumen en una zona localizada; Diatermia para disminuir volumen y reafirmar; Remoder Plus para reafirmar, marcar óvalo facial, elevar párpado o pómulo y reducir arrugas; Bellaction facial con el que trabajan a nivel muscular y oxigenan la piel. Y también están especializadas en el bruxismo y en conseguir un efecto botox natural.

“Me gustaría aprovechar esta oportunidad que se me brinda para recordar que ofrecemos y hacemos un diagnóstico gratuito para analizar y conocer las necesidades de cada paciente. No es la primera vez que nos sucede que los clientes vienen pidiendo un tratamiento determinado porque se ha puesto de moda, cuando sus necesidades realmente son otras. Por ello, lo primero que hacemos es un buen asesoramiento”, añade Otero, al tiempo que recuerda que la “estética y cuidarse es salud”.

Entre sus especialidades destacan los tratamientos corporales, faciales y el láser, aunque también son expertas en masajes, tratamientos antimanchas sin ácidos, eliminación de arrugas, lifting de pestañas, extensiones, manicuras, pedicuras y cosmética —utilizando la mejor del mercado, con el mayor principio activo que ayude a resolver la problemática existente en cada tipo de piel—.
Su público objetivo son hombres y mujeres que buscan cuidarse y sentirse bien. En definitiva, personas que valoran un centro donde se les cuida, utilizando el método más apropiado a sus necesidades y con la mejor aparatología, con la finalidad de cumplir unos objetivos específicos.