Dos personas pasean a su perro en Hontoria, pese a la recomendación de hacerlo de forma individual. / Nerea Llorente
Publicidad

Pese al general respeto que se está produciendo en Segovia a las limitaciones de circulación establecidas por el Gobierno, según resaltan las distintas administraciones de la provincia, la Policía Local de la capital se ha visto obligada a intervenir ante distintos incumplimientos de la normativa vigente por el estado de Alarma. La actuación más destacada ha sido la detención de un joven por resistencia a la autoridad tras ser increpado por la Policía Local al encontrarse en la calle ocioso, escupir al suelo y decir a los agentes que estaba contagiado de coronavirus, según ha informado la Subdelegación del Gobierno en Segovia.

El incidente se produjo en la mañana del domingo, cuando un joven fue hallado por la Policía Local en la zona del recinto ferial de la capital “en un momento de ocio”.
Los agentes le increparon para que abandonase el lugar, de acuerdo a las restricciones del estado de alarma que se extienden por todo el país y que limitan la presencia de ciudadanos en la vía pública a unas pocas excepciones.

Durante la conversación con los agentes, este joven escupió al suelo y manifestó que estaba contagiado de coronavirus, por lo que fue detenido por la Policía por resistencia a la autoridad y trasladado al Hospital General de Segovia para ser evaluado.

Por el momento, un juez ha decidido imponer al joven la obligatoriedad de permanecer en cuarentena en su domicilio, y aún cabe resolver si se le impondrán mayores sanciones, como una multa. Por su parte, los agentes implicados debieron acudir a un centro médico para examinar su estado ante el posible contagio.

Además, la Policía Local ha estado, y está, vigilante estos días para que ningún establecimiento comercial que no sea considerado de primera necesidad esté operativo. En este sentido, los agentes del cuerpo municipal han requerido a dos establecimientos con licencia de local de alimentación y de otra actividad –uno de ellos un locutorio– el cierre de la parte del negocio no vinculada a la provisión de bienes de primera necesidad.